Una uruguaya en Madrid, Mónica: "aquí la gente no tiene pelos en la lengua"

Entrevistas a expatriados
  • Mónica
Publicado el 2021-05-21 a las 15:16 por Expat.com team
Una mudanza internacional con dos niños en plena pandemia, esta es la aventura que descubrimos de la mano de Mónica. De Uruguay a Madrid, tras los primeros meses de trámites y letargo debido al confinamiento, ahora llega el momento de disfrutar de la palpitante capital española.

 

¿Qué os llevó a decidir dejar Uruguay e instalaros en Madrid?

Esta aventura que hemos emprendido se ha ido decantando con el tiempo. Mi esposo es un hombre inquieto, su área de especialización dentro de las industria de la Tecnología de la Información no es de las más requeridas. En Uruguay no encontraba un trabajo interesante y no parecía que a futuro fuera a surgir alguno. Trabajó por varios años en Brasil, residiendo allí y viajando hacia Uruguay los fines de semanas; pero después de 6 años esta situación se hizo insostenible, nos estábamos perdiendo mucho de la vida familiar con esta separación. Cuando retornó a Uruguay siempre dejó la puerta abierta a encontrar una mejor opción de trabajo en el exterior, porque era evidente que Uruguay no era el lugar para que él se desarrollara profesionalmente. Yo no estaba interesada en dejar el país, me gusta Uruguay, conozco sus virtudes y defectos y no necesitaba un cambio; tenía un trabajo estable y no me gustaba la idea de alejarnos de nuestras familias. Esta situación estuvo latente por un par de años durante el cúal G. llevó a cabo búsquedas laborales en varios países y llegamos a manejar opciones en un par que decidimos no concretar. Durante los primeros meses de 2020 se encontraba en 3 varios procesos de selección, para puestos en empresas de diferentes países. Cuando comenzó la emergencia sanitaria por COVID19 pensamos que estos procesos de selección se cancelarían, pero siguieron lentamente y finalmente en abril quedó seleccionado para un puesto que originalmente era en Reino Unido. Debido a la pandemia, la contratación quedó en standby y pasaron varios meses en que por momentos pensamos que se iba a cancelar;  pero en junio se reactivó el proceso y desde ahí no paramos.

Cuando en junio recibió la propuesta formal para la contratación, que originalmente era en Reino Unido; se abrieron más opciones en cuanto a ubicación. La empresa  buscaba cubrir puestos de trabajo en Madrid, Lisboa o Londres y le dieron la opción de elegir una de ellas. Por afinidad con el idioma y preferencia por el clima primero descartamos Londres y nos quedamos con las opciones de Madrid o Lisboa. Luego evaluamos ambas por unos días y realmente son dos ciudades preciosas que nos gustan por igual. Finalmente preferimos Madrid  por el idioma, para que el impacto del cambio fuera menor para la adaptación escolar de los niños; y quizás un 1% porque mis hijos son fanáticos del Real Madrid. 

¿Hay algo que os haya chocado del modo de vida de los madrileños? 

No encontré ningún aspecto chocante en la vida de los madrileños. Encuentro diferencias en cuanto al comportamiento social que me han llamado la atención, pues uno está tan acostumbrado a algo que no se da cuenta hasta que ve otros comportamientos;  y entonces reflexiona sobre estas diferencias culturales. Siendo uruguayos, nos consideramos una mezcla cultural europea, principalmente española e italiana, originada por la inmigración en el país entre los siglos XIX y XX. Entonces cuando uno ve estas diferencias se da cuenta que como sociedad  tenemos rasgos propios que no son heredados de estas culturas. Es muy interesante, pues por mi parte tengo bisabuelos italianos y vascos; el abuelo paterno de mi esposo era español y sus bisabuelos italianos y quizás portugueses. Somos genéticamente más europeos que americanos pero culturalmente hay diferencias. Una de las diferencias destacables es que los madrileños hablan mucho, incluso los jóvenes y niños; expresan muy bien los que les pasa y sus sentimientos, y son muy sociables. Los uruguayos somos más callados y reservados al expresarnos. Otra característica que nos ha llamado la atención es que no tienen pelos en la lengua para decir lo que piensan o exigir lo que les corresponde. El uruguayo es más de resignarse con lo que le toca en suerte y luego quejarse. Son dos cualidades de las cuales intentaremos aprender.

Suponemos que lo más duro son los trámites administrativos, ¿hay alguno que se esté haciendo particularmente engorroso? 

Los trámites en sí son complicados por definición en todas partes, pero confieso que esperábamos que en el primer mundo fueran más ágiles. No sabría decirte si es por la situación especial que estamos viviendo por la pandemia, que seguro ha jugado su parte, pero conseguir cita para los trámites ha sido increíblemente difícil. En general el problema con los trámites es la secuencialidad de los mismos, el procedimiento para poder ingresar nuestra mudanza fueron muchos y no podías avanzar en uno sin haber completado el anterior.  De todos los trámites que hemos realizado, los que debimos hacer para registrar nuestro automóvil en la DGT (Dirección General de Tránsito) han sido los peores. Debido a esto, no le recomiendo a nadie traer el vehículo si se muda, nos lo recomendaron a nosotros y no hicimos caso. Las horas perdidas, malos ratos y angustia de saber si será habilitado o no;  no ameritan cualquier ganancia económica. Cuando uno estudia el trámite desde la web y lee los requisitos le parece que si presenta la documentación será cuestión de tiempo, pero en realidad la documentación exigida es mayor y cualquier detalle en los papeles puede hacer que se complique enormemente y corra el riesgo de no ser autorizado a circular. Los funcionarios españoles siguen los procedimientos al pie de la letra y sin excepciones, lo cual es una cualidad para un funcionario público; pero lo hacen sobre la base de que no existan errores ni faltantes en lo documentos y eso no es posible cuando los documentos originales son de otro país que sigue otros procedimientos y tiene otras reglas y a donde uno ya no puede ir a corregirlos. Para poder realizar el alta del vehículo necesitamos 8 citas en la DGT,  entre otras trámites;  tuvimos que hablar con el fabricante del automóvil y el consulado para intentar anexar información al expediente. No vale la pena, se los aseguro.  Luego, también en la DGT conseguir una cita para canjear nuestra libreta de conducir por la española en base al convenio mutuo de nuestros países ha sido angustiante, cuando la conseguimos ha sido como sacar la lotería. De buena gana hubiéramos realizado el trámite para obtener el permiso de conducir español,  pero resultó ser que este trámite demoraba más aún.  Supongo que la pandemia se ha hecho sentir en ralentizar los procesos administrativos y más los que requieren citas presenciales.  

¿Qué es lo que más os gusta de vuestra nueva ciudad? 

Lo que hemos visto de Madrid  nos ha encantado, la ciudad es preciosa. Estamos viviendo lejos del centro, nos gusta mucho la zona pues es muy tranquila, silenciosa y arbolada. Tenemos cerca muchos parques y zonas para caminar y hacer deporte, nos parece una zona ideal para que los niños crezcan. Se aprecia en general en el paisaje citadino de Madrid  y más en las ciudades aledañas la fuerte intervención de los urbanistas, el diseño es cuidado y muy agradable visualmente y funcionalmente. No hemos podido conocer mucho del Madrid turístico debido al COVID19, hemos realizado apenas 2 o 3 cortos paseos cortos por Madrid. Estamos esperando  que la situación mejore para planificar excursiones a lugares más alejados o con más afluencia de público. 

¿Qué planes tenéis para lo que queda de año? 

En estos 5 meses en Madrid hemos logrado adaptarnos a nuestra vida en una nueva casa, nueva ciudad y creado rutinas familiares. En los meses que quedan, que incluyen las vacaciones de verano, esperamos que los niños puedan tener un merecido descanso luego de este gran cambio y disfruten el verano. Ha requerido mucho esfuerzo por su parte adaptarse a sus nuevos centros de estudio y lo están esperando con ansia. Por mi parte espero conseguir un trabajo y terminar de amueblar y decorar la casa a nuestro gusto. Como la mudanza llegó a mediados de abril, aún quedan algunas cajas por abrir y algunas habitaciones por decorar. Esperamos también poder disfrutar de una semana de vacaciones en familia y conocer algo más de Madrid.

¿Qué os llevó a editar vuestro blog Nos mudamos a Madrid? ¿Qué podemos encontrar en él? 

Es muy gracioso el origen del blog. Cuando hablamos con nuestras familias y amigos les contamos nuestras vivencias, problemas y desafíos; tanto antes como después de llegar a Madrid. La verdad es que llega un momento en el cual uno no sabe a quién le ha contado que cosa y te dicen "esto me lo perdí, no me lo contaste". Un día me encontraba hablando con una amiga sobre nuestra aventura de llegar a Madrid en plena pandemia y que nos reciba Filomena con la peor nevada de los últimos 50 años y  ella me dice "tenés que escribir un libro, si lo cuentas nadie te lo va a creer!". Luego se lo comenté a mi hija que me dijo: "escribe un blog". Me pareció divertido que quedará de recuerdo de nuestras experiencias para compartir con familia y los amigos. Luego me di cuenta que mucha de la información que hemos ido recolectando no está en la web o está incompleta, por lo que agregué muchos detalles de los trámites en caso que llegue al blog alguien que tenga pensado emprender una aventura como la nuestra y le sirva de algo lo que hemos vivido. Si a algún aventurero le es de utilidad: ¡bienvenido sea!. 

Comparte tu experiencia como expatriado

¿Quieres ser el próximo protagonista?

Participa