Close

Impuestos en Marruecos

Recomendar

Ya instalados en Marruecos, es necesario saber cómo funciona el sistema fiscal en el país para, una vez que estemos trabajando, saber qué impuestos debemos asumir como trabajador. Aquí te explicamos los tipos de impuestos que existen, y cómo nos afectan.

El sistema fiscal está considerado como moderno, y se parece mucho a lo que podemos encontrar en España o Francia. Podemos distinguir dos grandes tipos:

Impuestos directos: son aquellos impuestos pagados directamente por el contribuyente. Se basan principalmente en un sistema declarativo, es decir, son los contribuyentes los que establecen sus declaraciones y los que efectuarán la liquidación y el pago del impuesto bajo su propia responsabilidad. Así mismo, la administración tributaria podrá realizar comprobaciones con el fin de corregir cualquier tipo de error o fraude.

Impuestos indirectos: es un impuesto recogido por una persona distinta que la que soporta el costo. La persona intermediaria (que suele ser una empresa) es la que paga el impuesto al Estado, y refleja todo o parte del importe del impuesto sobre el precio de venta al consumidor.

Principales impuestos directos

  • Impuesto sobre la renta (IR)
  • Fiscal (IS): es la que concierne a las empresas, dado que es un impuesto profesional.
  • Impuestos de negocio
  • Vivienda fiscal

Principales impuestos indirectos

  • Impuesto al valor agregado (IVA)
  • Impuesto al consumo doméstico (TIC)
  • Derechos de aduana
  • Derecho de registro y sello

Un expatriado en Marruecos se verá afectado principalmente por tres impuestos:

  • El IVA (o en francés, TVA)
  • Los derechos de registro y sello
  • Los impuestos sobre la renta (IR)

También debemos tener en cuenta que si un extranjero quiere adquirir inmuebles (villas, apartamentos…) en Marruecos, deberá pagar anualmente el impuesto de vivienda y otros impuestos locales. Es recomendable informarse en el sitio web de la Dirección General de Impuestos si es nuestro caso.

Impuesto al valor agregado (IVA)

El TVA (IVA) es un impuesto sobre el consumo que pagamos cuando compramos un bien o un servicio. Ya está incluido en el precio del producto, y en Marruecos corresponde generalmente al 20%, aunque hay algunos productos cuyas tasas se reducen al 7%, 10% o 14%

Derecho de registro y sello

Es un impuesto que se paga al realizar ciertos trámites administrativos. Los más comunes son:

Certificado de conformidad con la copia de un documento (compulsar) – 2 dirhams

Legalización de una firma – 20 dirhams

Solicitud/ renovación de la tarjeta de residencia – 100 dirhams

También existen la expedición de la tarjeta gris (ficha técnica del vehículo), demandar un extracto de un caso judicial…

Impuesto sobre la renta (IR)

Es generalmente el único impuesto directo que deberá asumir un expatriado y en el que tendrá que realizar una serie de trámites. Este impuesto afecta a cualquier persona que tenga su residencia habitual en Marruecos (es decir, que resida en el país más de 183 días durante un periodo de 365 días), sin importar su nacionalidad.

La base imponible

Es una base de cálculo, es decir, supone todos los ingresos del contribuyente, que son tanto de origen marroquí como extranjero. Existe una reducción estándar del 20% a los gastos profesionales dentro del límite de 30 000MAD/ año, y puede aplicarse a la mayoría de las profesiones. Además, hay ciertas cuotas o gastos que pueden deducirse de la base imponible, como es el caso de:

  • Deducciones de apoyo a los fondos de pensiones y la cotización a la seguridad social
  • Las primas de seguro de grupo que cubren los riesgos de enfermedad, maternidad, invalidez y muerte.
  • Los pensionistas se benefician de una reducción aún mayor que va desde el 40% al 80% según su situación.

Tasas de impuesto

Los impuestos globales son progresivos tal y como se indica en la tabla de a continuación. Algunos ingresos están, sin embargo, sujetos a tasas específicas:

Soporte de ingresos

(en MAD)

La tasa en %

Importes a deducir

0 à 30 000

0%

----

30 001 à 50 000

10%

3 000

50 001 à 60 000

20%

8 000

60 001 à 80 000

30%

14 000

80 001 à 180 000

34%

17 200

Por encima de 180 000

38%

24 400

Como información adicional, podemos decir que se concede el crédito fiscal a los contribuyentes con familiares a cargo, que incluyen principalmente el/la cónyuge y los hijos. Asciende a 360MAD por persona a cargo, dentro del límite de 2160MAD.

Declaración y pago

Las personas que disponen de un contrato de trabajo local son claramente los más favorecidos. De hecho, si la empresa cuenta con un solo trabajador establecido en Marruecos, están exentos de declarar dado que el impuesto está ya declarado en su origen. En el resto de casos, la declaración es un proceso anual que se produce al principio del año con respecto a los ingresos del año anterior. La fecha hasta ahora (2016) está establecida en el 1 de marzo.

La declaración consiste en un formulario (modelo ADP010F) que puede descargarse directamente desde la página de Dirección General de Impuestos, y debe ser presentada por el contribuyente contra recibo en la oficina de coordinación fiscal del lugar de residencia del contribuyente o mediante carta certificada que requiera firma al ser entregada al inspector de impuestos.

El contribuyente recibe un aviso de impuestos en el que aparece la cantidad del impuesto a pagar, una fecha de recuperación y una fecha de vencimiento. Hay que realizar el pago entre estas dos fechas bajo pena de multa en caso de retraso. El pago se realiza en el centro de impuestos.

Marruecos es un país que está “desmaterializando” la mayor parte de los trámites administrativos a gran velocidad. Como es ya el caso para determinados servicios, es probable que, en pocos años, todos los trámites podamos hacerlos en línea.

Como conclusión, queremos remarcar que cada situación es diferente y es importante consultar previamente con la administración tributaria marroquí cualquier tipo de cuestión, así como preguntar en las autoridades fiscales de nuestro país de origen con el fin de conocer los posibles pasos que debemos llevar a cabo desde nuestro nuevo estado (residencia fiscal en el extranjero). Por ejemplo, podemos evitar tener que pagar impuestos también en nuestro país de origen si Marruecos firmó un convenio fiscal con este.

Enlaces de interés:

Dirección General de Impuestos

Fuentes a consultar:

El sistema fiscal marroquí (2012)

Expatriados en Marruecos y pago de impuestos

Jubilados en Marruecos

Acceso a la página oficial del reino de Marruecos para los trámites administrativos

Recomendar
Javier ViP
Miembro desde 18 Julio 2009
Mauritius
Escribir un comentario
Últimos artículos escritos por Javier

Ver también

vivir en Marrakech, vivienda en Marrakech, alojamiento en Marrakech, econtrar casa en Marrakech,

Seguros de salud Marruecos

Consejos útiles para elegir su seguro de salud en Marruecos

Mudarse en Marruecos

Consejos para preparar tu mudanza en Marruecos

Vuelos a Marruecos

Los mejores precios de vuelos a Marruecos.