Descubrir Melbourne

Descubrir Melbourne
Shutterstock.com
Actualizado 2019-12-14 20:35

Melbourne es una ciudad vibrante y fascinante, caracterizada por su oferta artística, gastronómica y creativa. No es de extrañar que Melbourne esté creciendo rápidamente, hasta el punto de superar en cualquier momento a Sydney como la ciudad más grande de Australia. Muchos estudiantes y expatriados procedentes de todo el mundo quedan fascinados por sus playas, su cultura gastronómica y su estilo de vida relajado.

Clima

Melbourne es la capital del estado de Victoria. Se encuentra en la costa sureste de Australia. Y goza de un clima oceánico subtropical con vientos frecuentes y veranos abrasadores. A pesar de que está en Australia, no creas que en Melbourne hace calor todo el año. No podrías estar más equivocad, porque en invierno sí hace frío en Melbourne. Debido a las masas de aire frío que rodean la Antártida, la temperatura varía hasta tal punto que se suele decir que en Melbourne se pueden vivir 'cuatro estaciones en un día'. Sea cual sea la temporada del año, te recomendamos siempre llevar un paraguas, un chubasquero. Lo mejor es llevar varias capas de ropa e ir quitándolas a medida que sale el sol.

El agujero en la capa de ozono explica por qué el verano en Melbourne puede ser abrasador, con temperaturas que alcanzan los 42 grados Celsius. El protector solar es una necesidad absoluta, en días calurosos no te plantees salir sin protección o tu piel sufrirá las consecuencias. La primavera es la estación más húmeda con más de diez días de lluvia al mes entre septiembre y noviembre. La época ideal para visitar Melbourne es entre diciembre y febrero, cuando los días soleados son más frecuentes. El otoño, sin embargo, trae nuevos colores y da otra imagen a la ciudad. También es buen momento para descubrirla, las temperaturas aún son calientes y las noches refrescan.

Vida social

Melbourne es una ciudad dinámica con un calendario social repleto durante todo el año. El mejor momento para disfrutar de los bares y restaurantes es sin duda el verano, cuando todos salen a comer y tomar una bebida fresca al sol. En esta época los parques de la ciudad se llenan de personas que hacen un picnic y disfrutan del clima cálido típico el verano. En cambio, en invierno, los habitantes tienden a regresar al calor de sus hogares, ya que el frío no les entusiasma demasiado. Éste puede ser el momento ideal para salir y probar algunos restaurantes populares que están llenos el resto del año. Sea cual sea la temporada, ¡tener una vida social en Melbourne es posible durante todo el año! Incluso podrás disfrutar de mercados nocturnos, tanto en invierno como en verano. También es sede de algunos eventos deportivos considerables, como el Open de Australia de tenis en verano, el Gran Premio de Fórmula 1 y el Rip Curl Pro Bells Beach de surf en otoño.

Naturaleza

Melbourne es una gran ciudad, pero cuenta con muchos parques y playas para escapar de la vida urbana. Tienes varias opciones a tu disposición para conectar con la naturaleza: el Real Jardín Botánico en el centro de la ciudad o los 26 hectáreas de los jardines Fitzroy, por ejemplo. Las playas St Kilda y Brighton Beach son fáciles de acceso pero muy turísticas. Si puedes, aléjate de la ciudad y visita Mount Martha o Sorrento Beach, donde te espera un océano increíblemente bonito y limpio.

A mucha gente le encanta el surf en el estado de Victoria, hay muchas playas en la costa donde puedes surfear.

Sin embargo, en esta zona donde el surf es muy popular, no se deben subestimar las corrientes y las aguas agitadas. Lo mejor es mantenerse siempre dentro de las banderas rojas y, si no hay nadie en la playa, quédate en las zonas más seguras.

Justo fuera de Melbourne, te esperan paisajes impresionantes como los viñedos de Red Hill y de la Yarra Valley, y el Parque Nacional de los montes Grampianos. La mayoría de las cosas para ver fuera de Melbourne están a una distancia de unos 45 minutos a 3 horas en automóvil, y las miniescapadas son una forma fantástica de conocer el estado de Victoria en su conjunto.

Costo de vida

No se puede negar que Melbourne es una ciudad carísima, además el costo de vida sigue aumentando con los precios de la vivienda. El costo de vida en Melbourne ocupa el puesto 86 entre las 445 ciudades más caras del mundo. Se estima que los costos mensuales de una sola persona ronda los AUD 1250, sin contar el alquiler. Los principales gastos en Melbourne incluyen el alquiler, la comida, la ropa, el calzado y el transporte. Sin embargo, todavía hay muchas personas que viven en Melbourne con bastante comodidad con salarios más bajos.

Es importante elaborar y controlar su presupuesto, de hecho es una práctica habitual en Melbourne. Conviene recordar que, aunque Melbourne es cara, también ofrece algunos de los salarios más altos del mundo. El salario mínimo es actualmente de $ 18.93 por hora, lo que equivale a $ 719.30 por una semana laboral estándar de 38 horas. Intenta comprar comida en los mercados locales para toda la semana y no caigas en la tentación de comer fuera porque no es barato en Melbourne. Busca los proveedores de gas y electricidad más baratos y compra pases de transporte en lugar de billetes sencillos cada vez que viajes, ahorrarás.

Nos esforzamos para que la información proporcionada sea precisa y actualizada. Sin embargo, si observas errores, no dudes en comunicárnoslo dejando un comentario abajo.