Sobre Filipinas


Una majestuosa unión de más de 7000 pequeñas islas, forman un territorio insular que por 3 siglos funcionó como la principal colonia española en el pacífico. Una nación que fue “colonizada” 2 veces, una por los españoles y la segunda por los norteamericanos. Finalmente obtuvo su independencia en el año 1946 y al día de hoy es uno de los destinos turísticos más importantes del mundo por su cantidad de bahías inexploradas y vírgenes.

La República de Filipinas ,así se le conoce oficialmente a este archipiélago conformado por 7107 islas, que se dividen en 3 zonas principales: la isla de Luzón, las islas Bidaya y la isla de Mindanao. Ocupa un territorio total de 300.000 km2, un espacio bastante pequeño considerando que es la doceava nación más poblada del mundo con 102.965.000 de habitantes. Su densidad de población es altísima: 330 hab./km2.

Filipinas se encuentra en el continente asiático y limita al norte con Taiwan, separada por el estrecho de Luzón, al sur con el Mar de Celebes que la separa de Indonesia, al oeste con Vietnam (separada por el Mar de China Meridional) y al este con el Mar de Filipinas.

Geográficamente, las Filipinas se encuentran en la zona del llamado 'Cinturón de Fuego del Pacífico'. Un área que bordea las costas que dan hacia el océano pacífico y son propensas a sufrir terremotos y erupciones volcánicas. Su ubicación y clima tropical también hacen que los tifones sean cuestión común.

La nación más católica de asia, debido a su histórica influencia española, primero con el conquistador Fernando de Magallanes y luego su período de colonia española, Filipinas es el país asiático con mayor cantidad de fieles a la religión católica. La influencia española no sólo se encuentra en la religión, sino también en la arquitectura, el arte, la comida y hasta en los nombres y apellidos de los filipinos.

Tiene dos idiomas oficiales: el filipino y el inglés, éste segundo por toda la etapa post colonial española en la que Filipinas fue una colonia de Estados Unidos.

En cuanto a política, su forma de gobierno es una democracia presidencial, donde el Jefe de Estado es también el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. En el año 2016 Rodrigo Duterte fue electo como presidente de la República de las Filipinas.

Históricamente las Filipinas fue un país dedicado en su mayoría a la agricultura, sacando provecho de su biodiversidad, reconocida mundialmente. Hoy en día su principal actividad económica es la manufactura y ha ido de la mano con un crecimiento económico sostenido desde su independencia. Filipinas es considerada como una de las 50 economías más sólidas del mundo, pero aun así tiene retos que superar en el área de salud, educación y desarrollo humano en general.

Recientemente Filipinas ha sobrepasado a la India como el país líder en el negocio en los Call Centers, por lo que muchas transnacionales importantes han mudado sus oficinas a Manila.

La capital de la República de Filipinas es la ciudad de Manila, ubicada en la isla de Luzón. A pesar de ser la segunda ciudad más poblada de Filipinas detrás de Ciudad Quezón, la zona metropolitana de Manila o la 'Gran Manila' es considerada la zona metropolitana más poblada de las Filipinas y la décima más poblada del mundo con 20,6 millones de habitantes.

Manila se convirtió en el principal centro económico y laboral del país al mismo tiempo que la agricultura fue sustituida por la industria de la manufactura y servicios, propiciando la construcción de fábricas destinadas a la exportación de materia prima.

Las oportunidades para los expatriados en Filipinas existen, incluso para aquellos que hablan español. Debido al crecimiento de la industria de los Call Centers, muchos empleados son positivamente considerados si hablan español, para atender mercados hispanohablantes.

El Filipino es una persona cordial, educada y generalmente siempre se ve con una sonrisa. Sus ciudades son relativamente seguras, ya que ha sido un punto en el que los gobiernos han colocado especial atención, y su comida es una nueva aventura con cada plato.