Comprar una casa ecológica, más fácil para los expatriados en Alemania

Últimas noticas
  • maison ecolo
    Shutterstock.com
Publicado el 2023-04-02 a las 13:38 por Asaël Häzaq
El gobierno de Alemania ha desarrollado este nuevo programa en asociación con el banco Kreditanstalt für Wiederaufbau (KfW) para apoyar a los propietarios de viviendas preocupados por el medio ambiente. Denominado "Nueva construcción respetuosa con el clima", el plan de crédito concede facilidades crediticias a los propietarios que compren o construyan una casa. Veámoslo más de cerca y cómo pueden beneficiarse de él los expatriados.

Alemania apoya a los propietarios ecológicos

Conocidos como los "concienciados con el clima", los ecologistas son una comunidad en expansión y auge. Según ellos, la ecología no debe limitarse a un círculo cerrado; al contrario, debe aplicarse a todos los aspectos de la vida. El gobierno federal de Alemania ha captado el mensaje. En marzo de 2020, el Ministerio Federal de Economía y Energía, en asociación con el banco KfW, ya había lanzado un plan de créditos para PYME ecológicas.

Esta vez, el ministerio y el banco se dirigen a un público más amplio. La operación empezó el 1 de marzo. El préstamo puede alcanzar los 150 000 euros para una vivienda y no es exclusivo para familias; cualquiera puede solicitarlo, incluso los expatriados. También pueden acceder al plan de crédito las empresas de barrio, las cooperativas de vivienda, las organizaciones y asociaciones sociales y las instituciones públicas. Pero no te confundas: no se trata de financiación, sino de facilidades crediticias ofrecidas por el banco KfW. El plan de crédito ofrece un tipo de interés reducido. El gobierno federal señala que estas reducciones pueden alcanzar el 4% respecto a la situación actual.

"Construcción nueva respetuosa con el clima": ¿cómo obtener facilidades crediticias?

Sin embargo, los criterios de elegibilidad son bastante estrictos. La financiación de 150 000 euros sólo se concede a viviendas con una eficiencia energética de EH40 (Efficient House 40). La eficiencia energética es la relación entre la producción y la entrada de conversión de energía. Por tanto, es esencial una alta eficiencia energética.

Existen otras restricciones. El KfW deja claro que el plan excluye a las personas que ya hayan contratado un préstamo para vivienda y necesiten fondos adicionales para terminar su proyecto. Este programa también excluye a las personas que planean adquirir nuevos terrenos.

Se ofrecen dos tipos de préstamos: préstamos bullet y préstamos de anualidades. Con el préstamo bullet, el capital prestado se devuelve al final del plazo del préstamo. Con el préstamo de anualidades, el pago de intereses se realiza durante los primeros años. Después, hay que pagar mensualmente la misma cantidad.

Para solicitarlo, hay que consultar a un experto en eficiencia energética para que apruebe la casa o el proyecto de acuerdo con la normativa. Si se aprueba, el experto remite un certificado. Sólo después, los solicitantes pueden proponer su proyecto a su banco o socio financiero; entonces, pueden solicitar al KfW formar parte del plan de crédito. La solicitud debe ser aprobada antes por el KfW para que pueda iniciarse la construcción o adquirirse la nueva vivienda.

En el caso de la construcción, la casa terminada debe inspeccionarse para obtener un "certificado tras la finalización"; este documento debe remitirse a su banco o socio financiero. Este trámite debe resolverse lo antes posible.

Invertir en una casa sostenible: oportunidades para los ecosexpatriados

Los expatriados se preocupan cada vez más por el medio ambiente. Para las personas preocupadas por el clima, una mudanza ecológica al extranjero es absolutamente factible. La sostenibilidad del medio ambiente es compatible con ellos, y muchos de estos expatriados eligen países ecológicos como Finlandia, Noruega, Suecia, Luxemburgo, Alemania, Costa Rica o Canadá.

Las iniciativas desarrolladas por el gobierno federal de Alemania y el banco KfW son una oportunidad real para los concienciados con el clima, incluso para los más ajenos a las preocupaciones medioambientales.

Debido a la inflación mundial y a la crisis inmobiliaria, construir de forma sostenible es sin duda ventajoso. Aunque el coste sigue siendo superior al de una casa clásica en general (del 20 al 30% según las opciones elegidas), estas casas, conocidas como "casas pasivas", son muy rentables a largo plazo; consumen menos energía que una casa tradicional. Los materiales son más vegetales o de origen animal que petroquímicos, por lo que son más respetuosos con el medio ambiente. Este tipo de construcción no sólo aumenta la calidad del aire que se respira en la casa, sino también el precio de reventa.

Por último, las casas pasivas reciben ayudas especiales. Los países son conscientes de que la inversión a largo plazo en edificios ecológicos es beneficiosa, y los expatriados también. Entre quienes se plantean invertir en viviendas en su país de acogida, encontramos personas preocupadas por la energía verde. Además, saben que no será difícil vender la casa más adelante, con el tiempo.