Sobre Bahréin


Bahréin es el hogar de un número significativo de expatriados, especialmente de Asia Sudoriental. Al igual que otros países de Oriente Medio, se ha beneficiado de sus reservas de petróleo que le han permitido desarrollar significativamente su infraestructura, aunque desde entonces ha diversificado su economía. Al igual que otros países de la región, Bahréin goza de un clima desértico cálido y es propenso a largos períodos sin lluvia.

La monarquía constitucional de Bahréin se encuentra en el Golfo Pérsico, entre Qatar al sur y Arabia Saudí al oeste. El desierto cubre una gran parte de esta isla, aunque hay proyectos de recuperación de tierras que han aumentado el área habitable de Bahréin. También hay islas más pequeñas que forman parte del territorio de Bahréin y son importantes para la biodiversidad de la zona, ya que actúan como hogar de varias especies de aves migratorias.

La economía del país es bastante abierta y muchas compañías internacionales están basadas allí, particularmente en el sector financiero. Muchos expatriados trabajan en la rama bahreiní de estas instituciones internacionales. La economía de Bahréin también sigue beneficiándose del desarrollo de exploración y producción, y refinería. El turismo es otro sector clave de la economía y los expatriados que viven en el país pueden disfrutar de la multitud de atracciones, desde mezquitas históricas hasta grandes centros comerciales.