¿Qué países permiten la educación de los hijos en casa?

Recomendaciones
  • ecole a la maison
    Shutterstock.com
Publicado el 2020-11-12 a las 07:44 por Veedushi
El 2 de octubre de 2020, el presidente francés Emmanuel Macron anunció que la educación en casa quedaba prohibida a partir del año escolar 2021, excepto por razones médicas. Muchas familias protestaron contra esta decisión, y es que a día de hoy son más de 50.000 niños los que son educados en casa. En algunos países, como Alemania, la educación en el hogar está prohibida, en otros es legal o sujeta a ciertas condiciones. 

En los últimos tres decenios, la educación en el hogar se ha hecho cada vez más popular, aún más desde los primeros días de la crisis de COVID-19. Muchas familias han decidido incluso mudarse al extranjero para poder educar a sus hijos en casa por elección propia. Si bien este método de enseñanza no está enmarcado en una legislación específica, parece ser particularmente apreciado en Europa, especialmente en Austria, Bélgica y Noruega. En otros lugares como Australia, Nueva Zelandia, Estados Unidos o Canadá, está muy extendido.

¿En qué consiste la enseñanza en el hogar?

La educación en el hogar es una elección que hacen algunos padres, a menudo basada en sus creencias religiosas y morales. Sin embargo, todos los padres tienen la obligación de asegurar que sus hijos tengan acceso a la educación desde una edad temprana. Esto está recomendado por la constitución de todos los países del mundo. Muchos estados también tienen sus propias leyes relacionadas con la educación. Por lo tanto, "educación obligatoria" no significa necesariamente "escolarización obligatoria". En algunos países, la educación en el hogar es un complemento de la escolarización obligatoria, y en otros, se considera un sistema educativo completo.

Austria

En un país como Austria, donde la educación es obligatoria desde los 6 y hasta los 11 años, más de 2.000 niños son educados en casa. El gobierno austriaco ha regularizado la educación en casa desde 1985. En la práctica, los padres deben informar a la Bildungsdirektion, la autoridad educativa del Estado donde viven, que han decidido educar a sus hijos en casa. Esto debe hacerse antes del comienzo del año escolar. Sin embargo, las autoridades educativas austriacas pueden insistir en que la educación en el hogar sea equivalente al plan de estudios utilizado en las escuelas públicas. Los niños educados en el hogar también deben pasar un examen en cada materia para determinar si el método elegido por sus padres cumple con los requisitos del programa estatal.

Bélgica

En Bélgica, la educación es obligatoria desde los 6 y hasta los 17 años, pero no la escolarización. Los padres, por lo tanto, pueden elegir educar a sus hijos en casa. La ley establece claramente que la función de la educación obligatoria también puede cumplirse mediante la enseñanza en el hogar, siempre que los padres acepten cumplir los requisitos definidos por la ley. Sin embargo, el sistema educativo belga se divide en tres regiones: la parte flamenca, la parte francófona y la parte germanófona. Cada una de estas regiones tiene sus propias particularidades en cuanto a la educación en casa. En la región flamenca, por ejemplo, las autoridades educativas se encargan de que los padres cumplan las normas. Al final de la enseñanza primaria o secundaria, los estudiantes tienen que presentarse a un examen en un centro de exámenes designado para obtener un certificado de enseñanza primaria o un diploma de enseñanza secundaria. En la región de habla francesa, los padres tienen que informar a las autoridades de que tienen la intención de educar a sus hijos en el hogar antes del 1º de octubre de cada año. Según un decreto de fecha 25 de abril de 2008, las autoridades deben definir el momento y el método utilizado para el examen. En la región de habla alemana, los niños que reciben educación en el hogar deben registrarse en el Ministerio de Educación antes del 30 de septiembre de cada año. Para obtener un certificado de educación primaria, también deben presentarse a un examen ante el comité de exámenes externos de las autoridades escolares de habla alemana.

Noruega

En Noruega, la educación también es obligatoria a partir de los 6 años. Sin embargo, cientos de padres han optado por la educación en el hogar, ya que la ley prevé la educación "de otra manera". Así que podría ser en escuelas privadas o en casa. Como en Austria, los padres deben informar a las autoridades locales. Sin embargo, este método de enseñanza es evaluado por las autoridades educativas locales al final de cada semestre. Las reuniones se organizan en una escuela pública u otro establecimiento, bajo la supervisión de los padres. En Noruega, algunas escuelas también permiten que los niños educados en el hogar hagan allí los exámenes del décimo grado para obtener un diploma. Además, los niños educados en el hogar no necesitan demostrar sus resultados del décimo grado para ser admitidos en la escuela secundaria.

Australia

Hoy en día, más de 30.000 familias han optado por la educación en el hogar. Sin embargo, esta cifra incluye a estudiantes de educación a distancia. Cada uno de los seis estados y dos territorios de Australia tiene su propia ley de educación. Como resultado, si bien la educación en el hogar está permitida en cada uno de ellos, las condiciones varían. Por lo tanto, los padres que deseen educar a sus hijos en el hogar deben informar a las autoridades educativas del estado o territorio en el que viven. Además, todos los estados y territorios tienen una autoridad, que se encarga de evaluar los progresos de los estudiantes en los distintos niveles. Si bien Nueva Gales del Sur y Australia septentrional y meridional están afiliadas al programa de estudios australiano, otras regiones pueden optar por seguirlo también o establecer su propio programa de estudios.

Los Estados Unidos y el Canadá

Desde el comienzo de la crisis sanitaria mundial, la educación en el hogar se ha ido extendiendo cada vez más en los Estados Unidos. Hoy en día, más de 2,5 millones de estudiantes son educados en casa. Vale la pena señalar que este método de enseñanza es legal en los 50 estados. Algunos de ellos incluso están tratando de legalizar sus programas de educación en casa. Las condiciones obviamente varían de un estado a otro, por lo que los padres deben consultar con las autoridades educativas del estado donde viven. En Canadá, donde la educación es obligatoria a partir de los 5 ó 6 años, cada provincia también tiene sus particularidades en cuanto a la educación en casa. Algunas de ellas incluso proporcionan apoyo financiero y recursos prácticos a las familias que educan en el hogar para fomentar la normalización.