¿Qué países están protegiendo los derechos de los trabajadores durante la crisis del COVID-19?

  • jeune salarie
    Shutterstock.com
Artículo
Publicado 2020-07-01 05:19

Si ya estás trabajando en el extranjero o estás ansioso por mudarte después de la crisis del COVID-19, tus derechos como empleado serán una gran preocupación. Hoy, algunos países están haciendo todo lo posible para evitar despidos masivos y garantizar la protección de los derechos de los trabajadores. Echemos un vistazo a cómo están lidiando con la situación actual.

Según un estudio realizado por el Brookings Institute, 12 países, en su mayoría europeos, han implementado una serie de medidas para prevenir despidos masivos. Algunos de ellos, de hecho, están proporcionando compensaciones y subsidios a los empleados que han sido despedidos temporalmente. En los Estados Unidos, por otro lado, el 13% de los empleados ya han sido despedidos y están recibiendo seguro de desempleo.

¿Dónde se protegen más los derechos de los trabajadores?

Austria

Como Austria es uno de los países menos afectados por la crisis COVID-19, el trabajo a distancia no es obligatorio. Sin embargo, muchas compañías han llegado a un acuerdo con sus empleados sobre el trabajo remoto hasta nuevo aviso, con el fin de salvar empleos. Además, a los empleadores no se les permite evitar que sus empleados vayan a su lugar de trabajo, pero incluso si lo hacen, los empleados deben ser remunerados. Para evitar despidos masivos, el gobierno austriaco también ha introducido trabajos a corto plazo. Con respecto a los empleados en el sector de la salud, incluidos hospitales, instituciones y laboratorios, se les permite tomar días de descanso y beneficiarse de un límite de horas de trabajo de acuerdo con un decreto del 4 de marzo de 2020.

Bélgica

En Bélgica, se paga una asignación a los empleados , ya sea por los empleadores o por la oficina de empleo, en caso de despido temporal debido a fuerza mayor, como la crisis del COVID-19. Además, el despido injustificado no es algo común, ya que cada empleado tiene derecho a pedir razones concretas para su despido. Por ejemplo, las empresas que no pueden reabrir de inmediato y cuyos empleados no pueden trabajar desde casa pueden optar por un empleo temporal. También vale la pena señalar que los sindicalistas, las mujeres embarazadas y los padres que están en licencia parental, así como los consejeros de prevención, no pueden ser despedidos. En algunos casos, es posible siempre que reciban una compensación.

Dinamarca

Si trabajas en Dinamarca, probablemente estés registrado en un A-Kasser, que es un sindicato. Si este es el caso, no hay mucho de qué preocuparse, incluso si acabas de ser despedido. Serás elegible para una asignación de tres meses siempre que hayas pagado la contribución mensual durante todo un año. Si no, ¡todavía no hay razón para entrar en pánico! Eres elegible para el Kontanthjælp o la asistencia social, siempre que tengas más de 30 años, seas residente en Dinamarca y no tengas otros medios financieros como un trabajo a tiempo parcial o ahorros. Dinamarca también ha implementado una serie de medidas para apoyar a los trabajadores que han sido despedidos temporalmente durante la crisis de salud. Estos incluyen una asistencia financiera de hasta el 75% de sus ingresos mensuales a empresarios y empresas con hasta 10 empleados, que han perdido al menos el 30% de sus ingresos debido a la crisis.

Finlandia

En Finlandia, entró en vigor una nueva ley el 1 de mayo de 2020, que permite a las empresas reducir sus contribuciones al fondo nacional de pensiones en un 2,6%. Esta ley permanecerá vigente hasta el 31 de diciembre del 2020. Sin embargo, esta tasa aumentará gradualmente del 2021 al 2025. Para garantizar la seguridad laboral durante la crisis, se han implementado otras medidas temporales, como la extensión del período durante el cual un empleado está elegible para un subsidio de desempleo. Esta ley también estará vigente hasta el 31 de diciembre del 2020. ¡Pero eso no es todo! Para garantizar que todos los empleados continúen recibiendo su salario mensual, el gobierno ha desarrollado un plan de apoyo empresarial. Las compañías que ya han recibido ayuda financiera también pueden solicitar este esquema bajo ciertas condiciones.

Alemania

La forma encomiable en que Alemania respondió a la crisis sanitaria mundial se refleja en su mercado laboral. Como en la mayoría de los países europeos, se recomienda el trabajo remoto después de un convenio colectivo. Sin embargo, los empleadores aún deben pagar a sus empleados, incluso si optan por no volver a abrir debido a una alta tasa de absentismo, incluso si los empleados no pueden trabajar desde casa. En cuanto a los trabajadores transfronterizos, no pueden ser despedidos debido a su incapacidad para ir a trabajar. En Alemania, los empleados solo pueden ser reprendidos o despedidos por mala conducta. Sin embargo, los trabajadores fronterizos tienen derecho a un subsidio de trabajo por poco tiempo si su empleador decidió reducir las horas de trabajo. También vale la pena señalar que una nueva ley que entró en vigencia el 1 de marzo del 2020 simplifica el reclutamiento de especialistas en salud, tecnología y artesanía de terceros países. Esto es evidencia de que el mercado laboral de Alemania permanece abierto y dinámico en medio de la crisis de salud global.

¿Dónde se violan los derechos de los trabajadores?

Hoy, más del 60% de la fuerza laboral mundial, es decir, unos 2,500 millones de empleados, son trabajadores informales cuyos derechos están siendo violados de alguna forma, según el Índice de Derechos de los Trabajadores de la Confederación Sindical Internacional (CSI). Países como India y Brasil han modificado sus leyes en beneficio de las empresas del sector privado, y esto va en detrimento de los empleados. India, por ejemplo, ha suspendido sus leyes sobre horas de trabajo, salarios mínimos y derechos sindicales.

En nuestro artículo "Un acercamiento al éxodo de expatriados en el Medio Oriente", escribimos sobre el despido masivo de trabajadores extranjeros y recortes salariales, especialmente en Arabia Saudita, Kuwait, Bahrein y Qatar.