Actualizado hace 6 meses

Chile ofrece a los extranjeros una amplia gama de posibilidades para vivir y trabajar en uno de los países más desarrollados de Sudamérica. No obstante, el expatriado solo puede iniciar su actividad laboral una vez que haya obtenido la visa de residencia correspondiente, o el permiso especial de trabajo para extranjeros.

Bajo este contexto, es fundamental estar debidamente autorizado a través de un permiso de trabajo, el cual se obtiene con la firma de un contrato con alguna empresa, institución o persona. Hay que considerar que la duración del contrato de trabajo para el extranjero, puede ser de hasta dos años, pudiendo ser prorrogada por períodos iguales. Si la relación laboral termina por cualquier motivo, caduca esta residencia. Para regularizar esta situación es necesario contar con un nuevo empleador, y solicitar en extranjería el cambio de empleador en su visa sujeta a contrato.

Ahora bien, los requisitos o el paso a paso contemplado por el Departamento de Extranjería y Migración, para trabajar en este país y que debes considerar si planeas emigrar o ya estas en el país son:

  • La empresa, institución o persona que contrate al trabajador extranjero debe tener domicilio legal en Chile.
  • El contrato de trabajo debe firmarse en Chile ante notario, por el empleador y el trabajador o quien lo represente.
  • Los profesionales o técnicos especializados tendrán que acreditar su título respectivo, debidamente legalizado en el Consulado de Chile en el país origen y posteriormente en el Ministerio de Relaciones Exteriores en Chile.
  • Las actividades desarrolladas por el trabajador en Chile no pueden ser consideradas como peligrosas o atentatorias para la seguridad nacional.
  • La contratación del trabajador debe cumplir con todas las disposiciones laborales y provisionales pertinentes, más las que exige el Departamento de Extranjería y Migración del Ministerio del Interior para la obtención de visa sujeta a contrato de trabajo.

Otro punto que poco se toca y al que le debes dar especial atención, por las repercusiones que tiene para tu futuro, son las cotizaciones. Debes saber que en el caso de expatriados, para comenzar a cotizar, debes tener la visa de residencia correspondiente o el permiso especial de trabajo para extranjeros con visa en trámite.

No lo olvides, es importante que cotices, pues además de la obligatoriedad legal que implica el descuento del porcentaje de tu remuneración para cubrir pensión y salud; al cotizar estás siendo protegido, ya que esta cotización actúa como un seguro de vida y un ahorro ante situaciones tan diversas como accidentes laborales, además de optar a beneficios otorgados por el sistema solidario chileno, como el bono por hijo.

 Importante:

Por regla general, aquellos extranjeros que sean titulares de visa de estudiante no pueden trabajar. Excepcionalmente se podrá otorgar esta autorización, con el objeto de que puedan realizar su práctica profesional, o en casos excepcionales con el fin de que costee sus estudios.

 Links Útiles:

Departamento de extranjería y migración
Cotizar en Chile

Nos esforzamos para que la información proporcionada sea precisa y actualizada. Sin embargo, si observas errores, no dudes en comunicárnoslo dejando un comentario abajo.