Sobre Santa Lucía


Santa Lucía es una isla caribeña situada en el Mar Caribe y el Océano Atlántico Norte.

La isla tiene una historia fascinante, fue un territorio disputado entre Gran Bretaña y Francia durante muchos años y cambió de posesión entre los dos países aproximadamente 14 veces. Santa Lucía eventualmente se independizó en 1979, pero ha permanecido como un país insular soberano británico desde entonces.

El paisaje de la isla se compone de selvas tropicales, montañas y playas de arena. Los días más calurosos son en agosto y pueden alcanzar hasta un promedio de 29 ° C, y el mes más frío de enero se mantiene a 26 ° C. La temporada de huracanes va de junio a noviembre. La isla es volcánica, por lo que siempre hay un riesgo de la actividad volcánica.

Santa Lucía ofrece mucho para los aficionados de todas las cosas al aire libre; desde caminar por las selvas tropicales o parques naturales hasta nadar en las aguas termales, es el lugar perfecto para conectarse con la naturaleza. Si te gustan tus actividades con una buena dosis de adrenalina, prueba practicar tirolesa, montar a caballo o subir una montaña. Si eres un fanático del mar azul profundo, las playas y aguas de Santa Lucía no te decepcionarán. Hay buceo organizado, snorkel, observación de ballenas y tortugas o, si quieres algo más despreocupado, puedes descansar en la playa y disfrutar de un cóctel.

Turismo y banca de baja fiscalidad son las dos principales industrias para la economía de Santa Lucía. El turismo representa alrededor del 65% del PIB y probablemente seguirá siendo la principal industria. Los plátanos fueron alguna vez la exportación principal, pero esta área ha bajado en beneficio debido a la competencia.

Las autoridades sanitarias han identificado a Santa Lucía como en riesgo de transmisión del virus Zika y la isla tiene mosquitos que pueden transportar el virus Chikungunya. Debido a esto, se recomienda que te comuniques con tu proveedor de atención médica para buscar asesoramiento sobre cómo viajar a Santa Lucía.