Sobre Islas Cook


Quince pequeñas islas están esparcidas a través de dos millones de km2 en el Océano Pacífico Sur entre Hawái y Nueva Zelanda. Sin tierra entre las islas hasta llegar a la Antártida, son un símbolo de libertad y serenidad que ofrece a sus visitantes una auténtica experiencia isleña.

Las Islas Cook son una democracia autónoma con asuntos extranjeros y de defensa resueltos en consulta con Nueva Zelanda. La isla está habitada por un poco más de 21.000 personas, la mayoría de las cuales son de origen maorí. Los dos idiomas oficiales de la región son el inglés y el maorí de las Islas Cook, pero también se pueden escuchar muchas lenguas indígenas habladas por los lugareños.

A pesar de su pequeño tamaño y ubicación remota, las Islas Cook ofrecen todas las instalaciones necesarias para el turismo y la vida de expatriados, desde una vibrante cultura de café y animada vida nocturna hasta la belleza natural enmarcada con una infraestructura bien desarrollada para una estancia confortable. Dicho esto, la región se siente orgullosa de su cultura local bien conservada y de sus profundas tradiciones polinesias que podrás experimentar en su totalidad.

Dos de las islas más desarrolladas - cuando se trata de instalaciones - son Rarotonga y Aitutaki. Los residentes de todos los países pueden viajar a las Islas Cook sin visado; sin embargo, asegúrate de tener tu reserva de alojamiento lista para mostrar a los oficiales de inmigración.

Hay mucho que ver y hacer en las islas, y la mayoría de las actividades implican buceo, salto y senderismo por la selva. Algunas de las atracciones más populares incluyen Aitutaki Lagoon, One Foot Island y Te Vara Nui Village.