Ocio CDMX
Shutterstock.com
Actualizado hace 5 meses

Algo que notarás cuando estés en Ciudad de México es la diferencia que existe entre sus barrios. Todos laten a un ritmo diferente y ofrecen diferentes actividades. Por eso es muy divertido tomar el Metro hasta una estación cualquiera y empezar a caminar para tener una idea de lo que te rodea. Artistas de todo tipo prosperan en la ciudad, con lo que realmente puedes apreciar los matices y estilos que ofrecen las diferentes partes de la ciudad, cualquier día de la semana.

Cultura e historia

Puedes hacer muchas cosas entre semana en CDMX, y muchas personas aprecian poder hacerlo en estos días, cuando hay menos gente, más que nada con respecto a las familias que tienden a acudir en masa el fin de semana. Es preferible visitar a museos y centros culturales en estos días, sin tener gente con prisas a tu alrededor.

Si te apasiona la cultura, te esperan una gran cantidad de excelentes instituciones como el Museo Nacional de Arte. Para ver valiosas colecciones de todo el mundo, no te puedes perder una visita al Museo Soumaya en Polanco. Es gratis todos los días y presenta gran parte de la colección privada de uno de los hombres más ricos del mundo, Carlos Slim. Podrás disfrutar tanto de importantes pinturas mexicanas como estatuas griegas y romanas.

Paseos a pie en la CDMX

Si acabas de llegar a la CDMX, tienes que hacer un paseo a pie por la ciudad. Se realizan en las partes históricas más ricas de la ciudad y te presentan su historia de una forma intensiva. Una actividad popular es tomar un autobús turístico Turibus que recorre diferentes partes de la ciudad. En un día soleado son una experiencia inolvidable, y aprenderás acerca de la historia de los diferentes barrios. También debes dirigirse al centro histórico y apreciar la hermosa arquitectura que proporciona a esta ciudad gran parte de su identidad.

Disfrutar de una vista panorámica sobre CDMX

Para disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad, dirígete a la Torre Latinoamericana, en calle Madero y toma el ascensor hasta los 600 pies de altura (140 m). Las increíbles vistas te darán una idea de cómo está organizada la ciudad y qué tipos de cadenas volcánicas dan a esta ciudad su carácter topográfico.

Explorar la escena gastronómica local

Mientras vayas conociendo la ciudad, te darás cuenta que se convertirá en una segunda naturaleza encontrar algo para comer, y notarás que la mayoría de las personas tienen sus preferencias para tomar café o quedar. Por ejemplo, a muchas personas les gusta comprar fruta fresca o un coco a los vendedores ambulantes, generalmente instalados cerca de oficinas, escuelas y parques. Poco a poco entenderás los diferentes tipos de comida que ofrece cada lugar y sabrás cómo satisfacer los diferentes niveles de hambre. Déjate llevar y sigue tu instinto, y tu estómago.

Especialmente en áreas donde circulan muchos peatones, como en el centro de la ciudad, siempre puedes encontrar lugares agradables para detenerte, como las encantadoras cantinas o bares, donde descansar, tomar una copa, escuchar música y comer algo de auténtica cocina mexicana. Si te gusta establecimientos de este tipo, no te pierdas los que tienen significados históricos como El Gallo de Oro, una cantina con un estilo bastante elegante que habla de la historia de México en sí. De hecho, muchas figuras políticas, poetas, pintores, etc., han pasado por ahí durante décadas y se han deleitado en su ambiente alegre y animado.

Mercados en Ciudad de México

A medida que empieces a familiarizarte con los diferentes sabores mexicanos, especialmente los dulces y saladas, desarrollarás una predisposición para probar todo lo que te llama la atención. Por este motivo los mercados públicos son lugares maravillosos. No solo se pueden encontrar en casi cada vecindario, sino que ofrecen todo tipo de aromas, productos frescos y sabrosos a precios asequibles.

 Enlaces de interés:

TimeOut

Nos esforzamos para que la información proporcionada sea precisa y actualizada. Sin embargo, si observas errores, no dudes en comunicárnoslo dejando un comentario abajo.