Bethania en Francia: Encontré en Francia el destino ideal

Entrevista
Publicado hace 5 meses

Bethania emigró hace dos años y medio de su Venezuela natal a Francia para seguir con su formación académica y mejorar su calidad de vida. Nos cuenta como fue su instalación y como ayuda a otros expatriados en todo el mundo a través de consultas psicológicas online.

Bethabetz

Bethabetz

Hola Bethania, cuéntanos un poco de ti, ¿quién eres, dónde vives, a qué te dedicas?

Soy Bethania, venezolana de corazón, fuego y espuela, tan caraqueña como el Ávila y también con la piel tostada, aunque bueno, ya menos bronceada de lo que solía ser ahora que vivo en Francia, claro…

Soy psicólogo clínico y psicoterapeuta, actividades que además de ser mi profesión ¡son mi pasión! Hace 2 años y medio que vine a Lyon para hacerme un nuevo camino y acá comparto unas líneas de esa historia.

¿Podrías contarnos un poco tu historia como expatriada en Lyon? ¿Cómo decidiste Francia como destino y no otro país europeo?

Hasta hace unos 5 años nunca me había planteado la idea de vivir en otro país ya que el mío me resultaba encantador y siempre productivo. Lamentablemente estas bondades fueron rápidamente mermando y comencé a pensar en otros rumbos. Siguiendo el ejemplo de una prima colega bien instalada en Paris y del deseo de enriquecer mi carrera profesional viviendo con calidad de vida, encontré en Francia el destino ideal donde podía continuar tanto con una buena formación académica como seguir ejerciendo en el mediano plazo. El rico ambiente cultural donde confluyen la más diversa gama de personas de otras nacionalidades, así como el hecho de ganar otro idioma, fueron el plus.

¿Qué trámites has tenido que hacer para instalarte en Francia?

Desde antes de partir de Venezuela había hecho la traducción y apostilla de todos los documentos personales y profesionales que validan en el extranjero quien soy. A través del Campus France en Venezuela gestioné una visa de estudiante y una vez en Francia tuve que hacer todo lo que tiene que ver con la renovación de la visa, lo cual incluye como mínimo tener seguro médico obligatorio y demostrar los recursos económicos para mantenerse. Como estudiante los requisitos suelen ser sencillos, ya que Francia es un país que invita a los extranjeros a hacer sus estudios acá. Además, los trámites de instalación se facilitan mucho gracias a que las universidades tienen servicios de acompañamiento a los extranjeros donde te ayudan a encontrar alojamiento, trabajos, cursos del idioma, invitaciones a asociaciones y grupos con intereses comunes, etc. Luego, si el plan es hacer vida profesional, viene el proceso más complejo de apropiarse del nuevo sistema cultural, los códigos, hacerse red social y profesional sabiendo claramente que, al no ser parte del sistema original y ni siquiera compartir el mismo idioma, se requiere de mucho esfuerzo y mucha paciencia.

¿Qué te parece el estilo de vida francés? ¿Es diferente al de Venezuela?

Vivo en Lyon que es la 3ra ciudad más importante del país, por lo que hay muchas oportunidades de crecimiento profesional con una buena agenda cultural, pero que al mismo tiempo mantiene un estilo de vida menos agitado y pro-ecologista que permiten disfrutar de un día a día con mucha calidad de vida! Caminando o en bici, Lyon ofrece muchos espacios públicos para disfrutar de la naturaleza, la cultura y del encuentro social, los cuales son de muy fácil acceso, seguros, para todos los gustos y presupuestos. Además, al ser una ciudad universitaria internacional he tenido la oportunidad de conocer personas de todas partes del mundo, hacer muy buenas amistades y de reinventarme en una forma que nunca hubiera sido posible en Venezuela. Este conjunto de cosas me encantan! Lo más diferente a Venezuela es la calidad de vida que se gana.

Pero por otro lado, la rigurosidad en los métodos para hacer cualquier trámite es algo con lo que tengo un sabor agridulce (mas agri, por cierto), ya que en algunos casos facilita el logro de los objetivos y en otros es exactamente lo contrario. Como en Venezuela solemos ser más abiertos a los cambios y estamos acostumbrados a buscar la solución a un problema incluso si haciéndolo nos salimos del método conocido, ganamos más libertad para la creación y la innovación. Y esa diferencia de estilos pesa.

¿Qué es lo que más echas de menos de tu país?

A mi familia y amigos: el calor familiar de los encuentros de domingo, el bochinche de una rumba donde se baila incluso cuando los pies ya no aguantan más, el buen humor y lo cariñoso del venezolano! Mis espacios de trabajo donde la pasión por lo que se hace es ley! Un buen golfeado con queso de mano, un sol brillante todos los días del año, una hermosa playa de arena y de mar a temperatura tropical comiendo empanadas y tostones.. De mi Caracas amada, extraño muchísimo amanecer con el canto de guacamayas, periquitos, guacharacas y cuanto pajarito cante, así como al Avila y a deleitarme con el color que las guacamayas pintan en el cielo.

¿De dónde surgió la idea de ayudar a los expatriados a través de consultas psicológicas?

Estando en Venezuela tuve varios pacientes de mi consulta privada que me pidieron continuar las sesiones por Skype una vez que emigraron. Desde allí comencé a percibir y a tratar las necesidades particulares de una persona en su proceso de adaptación a un nuevo país y de duelo por la pérdida de lo conocido. Ya estando en Francia varias personas de la comunidad latina y española me preguntaban si contaba con algún espacio para ofrecer el acompañamiento psicológico en español, ya que aunque fuesen bilingües sentían que expresaban más auténticamente su sentir en su idioma materno. En la confluencia de mi deseo de continuar con mi profesión ahora ayudando a expatriados de habla hispana en este nuevo terreno, fue que agarro fuerza la idea de proponer el espacio para consultas online, y más recientemente a abrir el espacio para las consultas presenciales.

¿Cuáles han sido las claves del éxito de tu espacio de trabajo?

1ro) La experiencia previa: la mía, al saber manejarme con total independencia en lo que respecta a mi profesión, y la de quienes antes que yo habían pasado por el proceso de instalarse en Francia.

2do) La búsqueda activa y constante de información actualizada, proveniente de varias fuentes confiables (es decir, los representantes de diversas instituciones, y la experiencia directa de colegas tanto extranjeros como franceses), teniendo siempre en foco el cómo lograr mi objetivo y nunca en cómo no se puede hacer.

3ro) Hacer y rehacer planes estratégicos según los resultados que voy obteniendo, siendo muy objetiva en los límites pero también sabiendo aprovechar al máximo las oportunidades.

4to) Tener consciencia de que se requiere de mucho esfuerzo, mucha tolerancia a la frustración y paciencia, pero también que hay que tener confianza en lo propio y ponerlo a valer. El manejo de las expectativas (ni muy arriba ni muy abajo) es fundamental para el éxito.

¿Cuáles son los servicios y funciones que los expatriados encontrarán en tu consulta?

Actualmente propongo la atención psicológica y psicoterapia a adultos hispanohablantes que residan en cualquier parte de Europa a través de video llamadas (Skype, Hang outs, Whatsapp, etc), y consultas presenciales dirigidas a adolescentes y adultos residentes en Lyon y zonas adyacentes. La consulta y acompañamiento psicológico está dirigido a todo aquel que sienta que se encuentre en una situación que sobrepasa sus recursos emocionales y sociales. Eso incluye desde sentirse desconcentrado, desmotivado, tener dudas sobre el futuro, dificultad para la toma de decisiones, o encontrarse en un momento de incertidumbre, hasta sentirse intensamente deprimido, ansioso, con gran dificultad para relacionarse en el ámbito laboral y/o social, etc.

¿Cuáles son los temas más importantes a tocar en tu consulta por los expatriados?

En la experiencia de ser expatriado es casi imposible no hacer la comparación “mi vida de antes” vs “mi vida de ahora”. Algunos de mis pacientes traen como motivo de consulta que el hecho de ser expatriados los pone de cara a vivir duelos por la pérdida de lo que era familiar, de lo que se era en términos de cultura, estatus profesional o social, de lo bueno que se deja atrás… Otro tema recurrente es el cansancio que se siente del esfuerzo por encontrar su lugar en el nuevo país, del temor a ser rechazado, a la incertidumbre, el desencuentro con aquellos que son diferentes (también extranjeros para la persona ya que no tienen las mismas costumbres, y los códigos de lo “normal” para los otros resulta extraño y a veces hasta ofensivo u hostil). Pero también incluso el desencuentro con los propios (pareja, hijos, padres, etc), puede ser un motivo de consulta, ya que en el nuevo país el sistema familiar suele cambiar porque cada miembro de la familia está viviendo su propio proceso de adaptación a un ritmo distinto. El sentirse solo o incomprendido suele ser otro tema común. Emociones intensas de tristeza, ansiedad, rabia y a veces desesperación, suelen acompañar estos temas.

En tu opinión, ¿qué no deberían olvidar todas las personas qué desean partir al extranjero?

Quienes son, es decir qué los hace las personas que son en este momento más allá de una ocupación o una profesión (fortalezas, debilidades, valores, aprendizajes de vida, etc),

Hacia donde quieren ir y a donde quieren llegar aunque el camino sea largo y lleno de pruebas,

Los motivos que permiten que siempre se encuentre energía para continuar (una meta, un amor, el bienestar de la familia, etc),

Que no hay destino escrito, sino que se hace la vida al andar..

¿Para ti cuáles son las 5 razones para expatriarse a un nuevo país?

Oportunidades de crecimiento profesional,

Calidad de vida,

El deseo de conocer mundo y de rehacer su propio mundo,

Estabilidad financiera.

Venga mójate: lo mejor y lo peor.

Lo peor: ante una situación emocional sensible el tener que comunicarse en un idioma que no es el natural, cansa mucho física y emocionalmente.

Lo mejor: la tranquilidad de vivir en un país seguro tanto en términos de poca delincuencia, como en términos de estabilidad política, social y económica. Los amigos que la vida me ha dado la suerte de encontrar y hacer!