Actualizado la semana pasada

Con una arquitectura que no deja indiferente a nadie, una apreciada gastronomía y uno de los mejores clubes de fútbol del mundo, Barcelona se ha convertido en un centro cultural a nivel mundial. Vigésima ciudad más visitada del mundo y llena de oportunidades, Barcelona es un lugar perfecto para empezar una nueva vida y alcanzar tus sueños. Vivir en Barcelona significa vivir en una de las ciudades más importantes del mundo. Si quieres dar el salto a la ciudad condal, pronto te sentirás en casa. Para facilitar el proceso, a continuación encontrarás información general que debes saber antes de moverte a Barcelona.

Clima

Barcelona es una ciudad hermosa, cultural y cosmopolita: tiene playas, monumentos, museos y goza de una gastronomía excelente. Además, disfruta de temperaturas agradables durante todo el año, gracias a su clima mediterráneo. Las temperaturas son suaves, el tiempo nunca es extremo, ni en verano ni en invierno, lo que te permite disfrutar de tu estancia en Barcelona a lo largo del año.

Por lo general, aunque el tiempo es bueno todo el año, desde mediados de mayo hasta el final de julio es cuando se aprovecha al máximo el clima de Barcelona. Durante el mes de agosto, muy turístico, el calor puede llegar a ser más agobiante. En cambio, las condiciones climatológicas del mes de septiembre son ideales.

Aunque en los últimos años Barcelona sufrió un ligero cambio climático, cuando llega el otoño, el termómetro baja pero los días siguen siendo agradables. La lluvia hace algunas apariciones. El invierno se extiende de diciembre a febrero, y aunque las temperaturas no suelen bajar de los 10ºC, se recomienda ir abrigado.

La temperatura media anual es de 17ºC, un poco inferior en la zona periférica, al ser menos poblada y no sufrir el efecto isla de calor urbana. En cuanto a la media de precipitaciones, es bastante irregular a lo largo del año y no excede los 640 mm por año, lo que es bastante bueno.

Vida social

Barcelona es una ciudad cosmopolita, donde la integración social es fácil. La capital catalana es considerada una de las mejores ciudades del mundo en lo que se refiere a calidad de vida, seguridad e igualdad : cada uno puede elegir su propio modo de vida. Es una ciudad increíble con un excepcional clima mediterráneo, áreas verdes y una gastronomía única. No hay duda que vivir en Barcelona es garantía de buena calidad de vida.

Los Barceloneses pueden ser muy trabajadores y al mismo tiempo relajados. Después del trabajo, les gusta encontrarse con amigos, en una terraza, una azotea, una playa o cualquier sitio que tenga tapas, cerveza y buen ambiente. La ciudad disfruta de varias horas de luz al día y todos las aprovechan al máximo, muchas veces sales con la intención de tomarte algo rápido y acabas cenando fuera después de una tarde de charla.

Sin embargo, nunca esperes que nadie llegue puntual, cuenta con unos 10 a 15 minutos de retraso. No seas ‘guiri’ (extranjero que no se adapta a la cultura local) y acostumbrate a estos nuevos horarios. Por ejemplo, los Barceloneses suelen comer entre las 2 y las 3 de la tarde, y cenar sobre las 9 o 10 de la noche, incluso más tarde los fines de semana.

Naturaleza

Barcelona dispone de infinitas opciones para disfrutar de tu tiempo libre durante todo el año. Por ejemplo, hay playas para todos los gustos: algunas son más familiares y tranquilas, lejos del centro, mientras que otras son más concurridas y animadas, cerca de restaurantes, bares y discotecas.

Además, existen espacios para practicar todo tipo de deportes, ir de picnic o simplemente pasar el rato con amigos o familiares. De la misma manera, puedes salir de caminata por las montañas o parques nacionales cercanos a la ciudad. Asegúrate de parar en algunos de los miradores donde podrás disfrutar de unas espectaculares vistas.

Por otro lado, la ciudad tiene increíbles zonas verdes donde podrás desconectar del ruido urbano. Estas son el parque de la Ciutadella, el parque de l’Oreneta, el parque de Cervantes, el parque Turó, el parque Tres Turons y muchas más. No te puedes perder el parque de Collserola, una reserva natural única en cualquier época del año, que esconde una biodiversidad inimaginable. Por último, puedes ver y entender la naturaleza en otras zonas de la ciudad, como en el Zoo, el Museo Blau, L'Aquàrium o el Jardín Botánico. Estos lugares son ideales para niños y para todos los adultos que hayan conservado su alma de niño.

Nos esforzamos para que la información proporcionada sea precisa y actualizada. Sin embargo, si observas errores, no dudes en comunicárnoslo dejando un comentario abajo.