Close
Sigue toda nuestra actualidad en Facebook!

Tus nuevos hábitos en Indonesia

Hola,

Vivir en Indonesia significa impregnarse de la cultura y del estilo de vida del país.

Desde que te has instalado en Indonesia, ¿has adoptado algunos hábitos locales? ¿Cuáles?

¿Utilizas expresiones idiomáticas locales? ¿Tienes un nuevo ritmo de vida?

¿Qué te gusta en el estilo de vida típico de Indonesia y que te parece raro ?

Gracias por compartir tu experiencia,

Javier

Hola Javier y hola a todos los que os asomáis a este mi pequeño rincón indonesio.

Como bien dices, vivir en Indonesia, al igual que en cualquier otro país extranjero, significa impregnarse de la cultura y el estilo de vida del país. Hay quien no lo hace, es verdad, quien prefiere ceñirse, en la medida de lo posible, a su círculo y a sus costumbres. Yo creo que las oportunidades sólo se dan una vez y que no tendremos tiempo suficiente para aprender todo lo que otros pueblos pueden enseñarnos.

Así que, en ello estoy. Asia sigue siendo bastante desconocida para los occidentales. Y concretamente sobre Indonesia… ¿alguien ha oído hablar de muchas más islas que no sean Java o Bali? El estilo de vida de ellas, dista bastante del resto del archipiélago.

Yo vivo en la ciudad de Makassar, en la isla de Sulawesi. Adaptarse no es tan complicado como muchos piensan, sólo hace falta algo de buena voluntad. Bueno, también, un poco de humor, pérdida del sentido del ridículo, algo de estómago para lo que ves, otro poco para lo que ingieres y muuuucha paciencia. Pero no, no hay que asustarse, merece la pena el intento.

Lo primero que te llama la atención es la tranquilidad con que se lleva todo. Si quedas a las 10, llega a las 11, aún así serás de los primeros. Ni siquiera hace falta que le eches la culpa al tráfico el cual, por cierto, parece caótico, pero de eso nada. Se conduce por la izquierda, pero todo el mundo va por donde mejor le viene, hasta de frente en dirección única.

Y no pasa nada, como todos hacen lo mismo, van con cuidadito, se paran para dejarte hacer, y si no, sale al medio de la carretera cualquier persona de a pie y detiene todo el tráfico para ti. Y nada de pitidos o insultos. No, naaaada, y eso, de verdad, es un alivio. Si te pasas de calle, no tienes que ir al quinto pepino a girar. Lo haces in situ y ahorras la mar de tiempo además de la sofoquina.

Caminar, como que no, porque las aceras, si es que existen, están llenas de ladrillos de obras, de baches, de coches y motos aparcadas, de gente comiendo o durmiendo la siesta en el suelo… pero eso tampoco preocupa porque con 35 grados y 90% de humedad, a quién se le ocurre pasear si no es por un centro comercial.

Lo que sí me preocupa es esa vida en la calle, junto a conductos de desagüe abiertos para evitar inundaciones en la estación lluviosa, pero ellos no entienden por qué me inquieta.

No hay bares para tomarse cervecita con tapa, pero restaurantes cientos y chiringuitos callejeros miles. ¿Qué no puedes probar nada porque todo está rabiosamente picante? No es cierto, en muchas partes tienen su barbacoa y te hacen un pescado maravilloso que no cabe en la fuente por lo que allá te cobrarían por un “happy meal”. No te dan patatas, es verdad, pero arroz blanco, el que haga falta, y hasta gratis. Eso sí, insiste en que ni antes ni después de hecho le pongan el picante. O mejor, como no conciben comer sin pique, di que lo pongan aparte, así se quedan tranquilos y tal vez, sólo tal vez, lo consigas.

¿Que no puedes mirar a tus vecinos de mesa porque no se estilan los cubiertos y comen todos con las manos del mismo plato? Pues no miras, y punto. Tú usas un tenedor y, a falta de cuchillos, la cuchara, y sanseacabó. ¿Que las servilletas no son de lino sino un rollo de papel higiénico dentro de un estuche plástico? Oye, pues así puedes usar todas las que quieras.

Y el quitarse los zapatos para entrar en las casas y en muchos establecimientos y dejarlos al barullo en la entrada: al principio es un engorro agacharse, desabrocharse la hebilla, que te caes al hacer equilibrios… pero luego, te compras unas chancletas, como todo el mundo, y asunto solucionado, no te imaginas lo que agradecen los pies el suelo fresquito de vez en cuando.

Y hablando de fresquito: ellos no entienden por qué a los extranjeros nos gusta ir a la playa a ponernos morenos y nosotros, cómo pueden bañarse ellos vestidos de arriba abajo. En el fondo, ni una cosa ni otra importa, porque lo verdaderamente impresionante es el paisaje: palmeras o cocoteros casi en el agua cristalina y tal vez algún volcán en el frente. El único pesar es esa costa de plásticos olvidados o arrastrados por las mareas.

Otras veces nos vamos de boda. ¿Emplear dos meses y un fortunón para buscar modelito? De eso nada, lo alquilas el mismo día. Con ir un par de horas antes, no hace falta ni reservar. Claro que hay de tu talla, un sarong (parecido al pareo) como falda y un blusón ancho es todo lo que vas a necesitar. ¿Y aguantar en la mesa a desconocidos durante horas? De eso tampoco, comes de pie, acabas, te despides y estás cumplido.

Y ya no tienes que cocinar en casa, que da un poco de pereza que las cocinas estén en un patio descubierto. Me doy una duchita con cuidado de no mojar todo el baño, porque no se estilan los platos de ducha ni las cortinas, y hale, a descansar, que son las 6,30 de la tarde, y ya da no se qué salir, que es noche cerrada. Además, no conviene trasnochar, que a las 5,30 de la mañana ya estás despierta, si no es por el sol es por la llamada al rezo de las mezquitas cercanas. 

Aunque yo, a eso de madrugar sí que no me acabo de acostumbrar, así que me tapo la cabeza con el edredón, porque como hay que dormir con aire acondicionado, no hay sábanas de arriba en las tiendas, y me vuelvo a dormir hasta que el wasap de algún amigo deseándome un buen día a las seis y media o siete de la mañana, me termina despabilando. ¿De veras creen  que sonándome el móvil a esas horas tendré humor para pasar un buen día? Pues como la intención es buena, hale, a levantar, que a quien madruga, Dios ayuda.

En cuanto al idioma, he de decir que me encanta. Tiene muchas palabras parecidas al español y la pronunciación es prácticamente igual, con lo cual, aprender lo básico es relativamente fácil. Cómo no divertirte cuando, sabiendo que les gusta sentar en el suelo, estudias que “silla” se dice “kursi”. O cuando aprendes que “calcetín” es “kaus kaki”, lo que literalmente significa “camiseta de pies”….

En fin, contándoos estas pequeñas diferencias cotidianas, podría seguir horas y horas. Por supuesto que me he hecho a la mayoría de sus hábitos. Dice el refrán que a donde fueres haz lo que vieres, y ya veis que quien se queja es de vicio. Todo en este mundo tiene un por qué y una solución. Y si alguna vez no la hay, pues qué se le va a hacer, no hay otra que pasar el trago, si otros pueden, tú también.
Que ¿con qué me quedo? Con la gente, sin duda alguna. Te reciben con una sonrisa, te ofrecen, de corazón, su casa y su comida. Respetan tus costumbres, tus pensamientos y tu religión. Te ayudan hasta límites insospechados…

De ellos, desde el primero hasta el último, ¡estoy aprendiendo tanto sobre la vida! De lo que es importante y lo que no, lo que es necesario y lo que no. De lógica, de humildad, de respeto, de generosidad, de sacrificio…

¿Qué si me está mereciendo la pena sudar a chorros, esquivar a algún lagarto en mi propia urbanización o privarme del jamón serrano? Cada uno de vosotros tiene la respuesta.

Un abrazo a todos, y aquí me tenéis, a vuestra disposición, si os he convencido para visitar este increíble país, aunque sea virtualmente. No os arrepentiréis.

Holaaaa, gracias me encantaron tus vivencias.
Viajaré en principio para 8de sept aprox,podria hacerte algunas preguntas?
Muchas gracias

Por supuesto. No sé si sabré responderte, porque cada día que pasa me doy cuenta de que más me queda por aprender, pero haré todo lo posible.

Muy buenas, pues mira me gustaría salir el 9 de sept.... al 18 de sept (en este primer viaje) no tengo mucho tiempo y hoy me dicen q tengo q ponerme vacunas...a parte del miedo q la gente m habla sobre el país...q intento ir esquivando...jejeje en fin..
Luego me recomendaron un bed and breakfast  el norte Santhika y desde el aeropuerto me gustaria saber más o menos colo llegar. La agencia me buscó dos hoteles de cuatro estrellas en el sur pero no quiero encerrarme en un hotelazo..y si conocer la isla, lo humano y espitual de la isla.
Es un sitio para viajar sola? Era un destino previsto con una pareja...en fin..y de momento voy Yo.
De inglés voy pegailla pero bueno...me puedo manejar... Voy unos días antes a Glasgow y espero practicar algo.estsmos en contacto,gracias mil.
Saludos

Hola Nuria.

No sé a la isla que vas exactamente. ¿Sabías que, habitadas, hay unas 6.000 aproximadamente? De todas formas, la forma de vida de las que conozco es bastante similar y tranquilízate, porque Indonesia es un país bastante seguro, incluso para viajar sola, aunque para ello hay que servir. Obviamente, siempre te sientes más confiada y es más entretenido si viajas con alguien.

Si no ha cambiado en los casi dos años que llevo aquí, no necesitas ninguna vacuna, excepto si vas a zonas de riesgo como Papúa. Aunque recomiendan varias que posiblemente ya tengas puestas, la de tétanos-difteria y las de hepatitis A y B (no viene nunca mal ponerse alguna de recuerdo). Si fueras a estar más tiempo y a viajar por zonas “más profundas”, no vendría mal la de la gripe, la fiebre tifoidea y la encefalitis japonesa, pero de momento no te preocupes por ellas.

Estas son las recomendaciones que a mí me hizo la doctora del Centro de Vacunación Internacional de Valencia. Y allí mismo, o en el ambulatorio de mi municipio, con su prescripción, me las pusieron. No estaría mal que consultaras en el centro de vacunación más cercano por si hubiera algún brote de alguna enfermedad y yo no me hubiera enterado. Pero, repito, no te preocupes en demasía, es más porque mejor que sobre a no que falte.

Aunque no la conozco, creo que Santhika es una cadena hotelera. No sé tu nivel aventurero ni lo que te quieres gastar, pero ten en cuenta que aquí la calidad hotelera no tiene nada que ver con España. Hay super hotelazos en las ciudades y zonas más turísticas, y te asombraría el precio, sobre 60 euros noche, pero en establecimientos más locales, te puedes encontrar de todo, desde sencillas pero coquetonas habitaciones hasta verdaderos antros, por lo que conviene que mires por internet los comentarios de la gente. Ve haciéndote también a la idea de que en muchos de estos sitios el baño es compartido, sin taza de wáter sino agujero en el suelo, sin agua caliente y sin ducha sino un barreño con agua y un cazo.

El inglés no lo habla demasiada gente, pero siempre hay alguien que chapurrea lo justo para conseguir lo que quieres. Utiliza frases cortas y simples. Aunque no te extrañes si luego te dan otra cosa, porque aunque no te entiendan, ellos te dirán “sí” casi siempre. El Google traslator ayuda, pero sólo para palabras o frases sencillas, las traducciones a veces dejan mucho que desear.

La gente es muy, pero que muy, servicial. Te ayudarán en todo lo que necesites y si no, buscarán a alguien que pueda. Así que tranquila.

Excepto en Jakarta y ciudades grandes, autobuses pocos o ninguno. Al llegar al aeropuerto te avasallarán los taxistas, legales (tienen taxímetro) o ilegales (Hay que negociar el precio. Calcula la mitad o 2/3 de lo que te pidan). Son mucho más baratos que en España. En ambos casos te pedirán aparte el coste del peaje (si hubiera autopista) o de la salida del parking, aunque no te inquietes, es muy barato, aunque en rupias suene en miles.

Luego, para moverte, dependerá de la isla donde estés y si quieres salir o no a los alrededores. En plan barato y local, en las ciudades, suele haber una especie de microbús, que aquí llaman pete-pete, sin aire acondicionado ni número máximo de pasajeros.   También hay taxis, y más baratos, de precios a negociar: bentor (moto con sillín de pasajeros delante) y ojek (pronunciado oyek), que es un motorista que te lleva detrás, sin más.

Si prefieres comodidad y mucho menos mareo, que el hotel o algún voluntario callejero te busque un “driver”. Es un conductor con coche (aunque suelen tener todos aire acondicionado, no está mal que lo confirmes antes). Estará a tu disposición entre 8 y 10 horas. Te llevará a donde quieras, parará donde quieras, el tiempo que quieras y si habla un poquito de inglés, te explicará lo que quieras (si es un sitio turístico, con suerte, incluso encuentras a alguno que hable español). Te costará entre 30-50 euros, dependiendo de la isla, independientemente de si vas sola o si te has hecho de amigos y queréis ir juntos 4-5. El precio es por coche, no por persona. No te olvides el regateo.

Espero haberte ayudado. Si tienes más peguntas, adelante.

Buenas... Que maravilla 6000 islas..ufff
Pues voy a Bali, disculpa pensé que te o había comentado.. Concretamente ahí quiero ir, un amigo de otra amiga de Almeria que estuvo seis meses con su maestro que es el padre del lugar donde me quiero alojar.. Me dio la primera indicación para moverme por Bali...y si tengo ilusión... Mucha.. Soy muy sociable, aunque parece q me rodeo de gente q ve demasiado el telediario..jejeje.
Lo de las vacunas buscaré el modo. Pues lo de vacunas  internacionales no tienen cita hasta sept...
Y bueno... Creo que esto va a ser importante para mí...necesito y quiero un cambio..y quería hacer una toma de contacto previa en vacaciones.
Y bueno, si no es mucho preguntar qué te llevó hasta allí?
Vivo en Almería que me encanta... Pero tengo una sensación interna de que quiero expandir, conocer, aprender, de la vida, de viajar de la gente. Es de esos momentos de la vida.. en los  con 38 añitos, me planteo.... que quiero hacer con mis nuevas ilusiones..
Muchas gracias por todo... Ya estoy tomando notas en mi libretilla viajera.
Un saludo.
Por cierto el bed and breakfast esta en Lovina en Singajara Bali.

Si buscas un lugar para relajarte, meditar y olvidarte del mundo por una temporada, Indonesia es un lugar ideal. Aunque Bali es la isla turística por excelencia del archipiélago, por lo que, si lo que se desea es impregnarse al máximo de la vida y cultura local, tal vez no sea la mejor opción.

También es cierto que yo sólo conozco el sur. Posiblemente Lovina, al norte, sea muchísimo más tranquilo y siempre tienes más a mano la zona turística por si en un momento determinado necesitas una dosis occidental.

He estado mirando por internet: En un foro comentaban que, la opción más barata para llegar hasta Singaraja es una minivan desde la terminal de Ubung, cerca del aeropuerto, pero que por la calidad y las paradas, quizá no sea lo mejor si es tu primer contacto con Indonesia.  Y que hay que tener cuidado con los carteristas.

Desde Kuta, pegada también al aeropuerto, sale un bus diario a las 10 de la mañana, que lo consideraban más apropiado. Lo único que si llegas más tarde de esa hora a Bali  tendrías que pasar la noche allí, que no es ningún problema, tienes mil establecimientos de todos los precios. El billete sale por 125.000 rp. Y lo puedes reservar en la página de la compañía “Perama”.

Un taxi te puede salir entre 330 y 400 mil rupias, y un driver tal vez entre 70.000 y 110.000. He encontrado la página rome2rio.com/es/s/dempasar/singaraja  donde te habla de las opciones. Échale un vistazo.

De todas formas, si ya tienes gente “conocida” allí, quizá ellos te podrían mandar al driver. Siempre hay algún hermano, vecino, tío o primo dispuesto. Se hace muy a menudo.

Por las vacunas, si es a Bali y sólo unos días, ni te preocupes.

Espero que te vayas aclarando. La primera vez se hace un poco estresante porque no sabes qué te encontrarás, pero ya verás cómo es más fácil de lo que creías. Por cierto, si luego decides regresar para más tiempo, infórmate bien sobre los visados, no es tan fácil quedarse en Indonesia por tiempo indefinido siendo extranjero.

A mí me trajo aquí el trabajo de mi marido. Una compañía indonesia le ofreció un contrato por dos años que ha sido ampliado en principio uno y medio más. El tope son cinco años. Vivo en Makassar, capital de Sulawesi, en el mapa más o menos al norte de Bali, a una hora de vuelo, cerquita, pero poco que ver con Bali.

Aunque, como todos, llegué un poco asustada, estoy muy contenta, aprendiendo muchísimo de su cultura y, lo que es más importante, de su manera de entender la vida. Una gran lección.

Ya me irás contando. Un abrazo.

Hola he visto que viajais algunos españoles a Bali en septiembre, nosotros somos 4 españoles que viajamos el dia 22 de septiembre y estaremos hasta el dia 10 de octubre, si alguno se apunta a la aventura darnos un toque y haber si nos podemos ver por alli.

Nuevo tema

Seguros de salud Indonesia

Consejos útiles para elegir su seguro de salud en Indonesia

Mudarse en Indonesia

Consejos para preparar tu mudanza en Indonesia

Vuelos a Indonesia

Los mejores precios de vuelos a Indonesia.