Close

Cultura lingüística en Perú

UN PAÍS NORMAL
No me canso de escuchar y sobre todo leer las barbaridades lingüísticas de los ciudadanos que se suponen formados y con una alta capacidad de razonamiento y decisión. Ahora con las herramientas de difusión masiva de privacidad, como el Facebook, esto es mucho más evidente ya que, aparte de demostrar no tener formación suficiente, demuestran asimismo una gran falta de vergüenza. Y esto es muchísimo más notorio en países sudamericanos, un ejemplo de ello nuestro querido Perú. De todos (por lo menos la gran mayoría de europeos) es sabido que en Perú se confunden tiempos verbales, sustantivos, adjetivos y un sinfín de locuciones en las que la z, la s y la c parecen ser la misma letra, cambiándola a su antojo e insertándola en las palabras como una suerte de pinto, pinto, gorgorito, que letrita pongo aquí... porque las tres suenan igual y por lo tanto las tres valen.
Pero hay dos adjetivos muy significativos los cuales se suelen confundir con muchísima frecuencia en Perú y es muy común escuchar cierta frase que dice “eso en Perú es normal”; pero cuando escuchamos esa frase viene siempre precedida por una pregunta, que entre muchas otras podrían ser las siguientes:
¿Cómo es posible que un policía que está en plena calle, hace caso omiso a las miles de infracciones de tráfico que se cometen delante de sus narices a diario? ¿Cómo es posible que en un restaurante en el que estoy yo solo y hay cinco camareros atendiendo, tarden treinta minutos en traerme un sándwich y cuando lo traen, se han equivocado en el pedido? ¿Cómo es posible que deba estar alerta el día entero, por si viene un individuo a intentar robarme, engañarme o estafarme? ¿Cómo es posible que ningún proveedor cumpla con los tiempos y condiciones pactadas? ¿Cómo es posible que las cosas sencillas, las compliquen de forma enrevesada y hagan perder tantísimo tiempo a la gente? ¿Cómo es posible que un presidente regional devuelva el presupuesto porque no sabe dónde invertir ese dinero, con las necesidades tan acuciantes que sufre la población? ¿Cómo es posible que ese mismo gobernante haya llegado a serlo? ¿Cómo es posible que un país que se supone democrático, el derecho al voto se convierta en un deber castigando su incumplimiento? ¿Cómo es posible que la mala educación se demuestre a diario delante de adultos y niños sin ningún escrúpulo, saltándose el turno en una tienda por ejemplo y luego se asusten de alguna que otra palabra malsonante (que se encuentra en el diccionario) cuando a uno le crispan los nervios? ¿Cómo es posible tanta dejadez y pasotismo a diario en todo tipo de actividades?
En primer lugar habría que tener un poquito más de cultura lingüística y llamar a las cosas por su nombre, porque eso de decir que “aquí en Perú eso es normal”, creo que es una total incorrección, porque aunque se produzcan situaciones como las descritas a diario, muy “normal” no es; mejor deberíamos decir que es “habitual”.
Por lo tanto, normal y habitual deberían utilizarse en su contexto por el bien del país y para que los extranjeros que visitan Perú, no crean que “es normal” que yendo por la calle un tipo te asalte y te mate por diez soles. Que es “normal” que tengas que tener un cuidado extremo en el hecho cotidiano de tomar un taxi en la calle, porque el taxista te puede matar por diez soles. Que es “normal” que en el banco, en la administración, te creen un problemón porque se han equivocado y encima no asuman esa responsabilidad y que eso suceda a diario, todos los días del año. Que es “normal” que un peruano quede contigo y no se presente o llegue con una hora de retraso y encima ni siquiera pida disculpas ni llame para avisar. Que es “normal” que te juegues el tipo al “cruzar la calle” por un “paso de peatones” señalizado y en verde para el viandante. Que es “normal” la falta de criterio, de atención y de servicio en los hoteles, bares y restaurantes. Que es “normal” que al criminal, sinvergüenza, ladrón y delincuente, le llamen “vivo” en un acto de banalizar una conducta delictiva. Que es “normal” cobrar por los servicios (bares, restaurantes, bancos, tiendas en general) un precio “europeo” o superior a la media europea, ofreciendo a cambio “un servicio africano” que daría vergüenza en Etiopía. Que es “normal” tener uno de los índices de analfabetismo más altos del mundo. Que es “normal” ver a un niño trabajando o pidiendo limosna o vendiéndose por veinte soles. Que es “normal” que los cuerpos municipales de Serenazgo estén para vigilar al ciudadano y atosigarle a multas, en lugar de defenderle ante un robo o atraco. Que es “normal” que si tienes algo de dinero puedas comprar a jueces, policías y demás autoridades, además a precio de saldo. Que es “normal que se cometan delitos a plena luz del día delante de las autoridades y que estas solo se preocupen de si tienes “licencia”. Todo esto en Perú es habitual, pero no es normal; de normal no tiene nada; aunque si nos ceñimos a uno de los significados de la palabra, es posible que los peruanos se refieran al término “normal” como que “se haya en su estado natural”, es decir salvaje, entonces sí que podríamos utilizar el término en ese sentido, pero dudo que cuando alguien dice que eso o aquello es normal, ni siquiera sepa las diferentes acepciones del adjetivo aquí tratado. Lo que siempre debemos hacer es intentar utilizar nuestro rico lenguaje de la manera más correcta, sobre todo, para evitar terribles confusiones. No olvidemos que el sueño del Doctor Zamenhof era un mundo sin guerras y para ello creó el idioma universal que lleva su pseudónimo, porque estaba convencido que las contiendas siempre comenzaban por un “mal entendimiento”. Y en nuestro querido Perú, parece que a pesar de hablar castellano, a veces se hace muy difícil entenderse, porque esa rara afección llamada “otitis testicular” cada vez afecta a más peruanos; su síntoma principal es que escuchan con atención, pero entienden lo que les sale de los cojones. Y eso aunque “habitual” es también algo que no debe denominarse “normal” Y el día en que un peruano (entre otras muchas cosas), pueda diferenciar entre “normal” y “habitual”, solo ese día Perú comenzará a ser un país decente. Normal.

Nuevo tema

Seguros de salud Perú

Consejos útiles para elegir su seguro de salud en Perú

Mudarse en Perú

Consejos para preparar tu mudanza en Perú