Sobre Australia


Ubicada entre los océanos Índico y Pacífico, Australia se encuentra en el hemisferio sur y sus 7.692.024 km2 de superficie se extienden sobre la mayor parte de Oceanía. Este vasto país de habla inglesa es conocido por su clima cálido, playas, ambiente relajado y una alta calidad de vida para sus residentes.

En cuanto a su división político-territorial, Australia está dividida en seis estados: Nueva Gales del Sur, Queensland, Victoria, Australia Occidental, Australia Meridional y el estado insular de Tasmania, además de dos territorios, el Territorio del Norte y el Territorio de la Capital Australiana.

Pese a que Canberra, ubicada en el Territorio de la Capital Australiana (zona interior del país), es la capital, las principales ciudades (Sydney, Melbourne, Brisbane, Adelaide y Perth) se encuentran en la zona costera. De hecho, el 82% de la población vive a menos de 50 km de la costa y ello se debe a que el clima es mucho más agradable que en el interior, conocido como “Outback”.

Según cifras oficiales, en 2017 la población australiana se estimó en aproximadamente 24,5 millones de personas, cifra que sigue creciendo dada la alta tasa de inmigración que recibe, que lo coloca en el puesto 53 entre los países más poblados del mundo. La diversidad es un gran activo para la cultura y la fuerza de trabajo extranjera proviene principalmente desde el Reino Unido, Nueva Zelanda, China, India e Italia.

Australia es el continente más seco y más bajo del mundo. Las temperaturas promedio varían entre 25 °C y 28 °C en verano y entre 12 °C y 15 °C en invierno. Como Australia se encuentra en el hemisferio sur, las estaciones son opuestas al clima estadounidense: el verano se extiende de octubre a abril, mientras que el invierno es de mayo a septiembre.

Debido al gran tamaño de Australia, el clima varía mucho dependiendo de la ubicación: Las costas del lejano norte y noreste tienen un clima tropical, por lo que hace calor casi todo el año. El norte también es conocido por sus precipitaciones estacionales, conocidas colectivamente como las temporadas "húmeda" y "seca", con ocasionales ciclones. Las costas sur y suroeste permiten disfrutar de un clima mediterráneo, con veranos cálidos y meses de invierno ligeramente más fríos. Por su parte, Tasmania tiene un clima mucho más frío e incluso recibe nevadas, debido a su posición meridional. En el interior, el área tiene un clima árido o desértico, con muy poca lluvia y temperaturas extremas que pueden ser muy cálidas en los días, más frescas en las noches e incluso pueden llegar a congelarse en invierno.

Australia es un país democrático, gobernado por una monarquía constitucional. El país exige el voto obligatorio para todos los ciudadanos, siendo uno de los pocos países del mundo que lo hace. El sistema se compone de tres poderes independientes:

El Poder Legislativo, representado por el Parlamento, incluida la Reina Isabel II y la Cámara de Representantes de 150 miembros y el Senado de 76 miembros.

Asimismo, el Poder Ejecutivo está dirigido por un Consejo Ejecutivo integrado por el Gobernador General, el Primer Ministro y otros ministros.

Finalmente, la rama judicial está representada por el Tribunal Superior y los tribunales federales.

Australia tiene una economía próspera y diversificada que se ha mantenido estable a pesar de la desaceleración financiera mundial de los últimos años. Con un Producto Interno Bruto (PIB) de alrededor de 1.06 billones de dólares australianos, sigue siendo la 13ª economía más grande del mundo.

Son muchos los factores que hacen que este país cuente con una sólida economía: Australia es rica en recursos naturales y es un importante exportador de minerales y energía, así como de productos agrícolas, principalmente lana y trigo. Por otra parte, el gobierno australiano tiene un fuerte enfoque en apoyar proyectos comerciales, negocios y de obras públicas, lo cual es un activo para la economía del país. Asimismo, la economía australiana cuenta con el respaldo de sus principales industrias, incluidas las finanzas, la salud, la minería, la energía y el turismo.