Sobre Catar


Usualmente asociamos a este país con palabras como: riqueza, lujos, modernidad y petróleo; pero no siempre fue así. Qatar ha evolucionado a través de los años de manera acelerada desde el momento en que descubrieron sus reservas de petróleo y gas natural, a partir de ahí comenzó a forjarse una de las economías más sólidas del mundo moderno.

Qatar es un estado soberano árabe, ubicado en el continente asiático, en la región denominada como Medio Oriente. Sólo tiene una frontera terrestre y es aquella que comparte en el sur con Arabia Saudita; el resto de su territorio está rodeado por las aguas del Golfo Pérsico. Su superficie total es de 11.586 km2 y tiene 2.700.539 habitantes. Un dato interesante sobre su población, es que sólo el 20% de ella es qatarí; el otro 80% está conformado por extranjeros que han llegado desde los años 70 a trabajar en industria petrolera del país.

El Estado de Qatar, como se le conoce oficialmente, es una monarquía absoluta. Tamin ben Hamad Al Thani es el actual emir, descendiente de la dinastía Al Thani. También cuentan con un primer ministro y una asamblea legislativa.

El territorio de Qatar está casi completamente formado por planicies desérticas y dunas, cambiando un poco su composición a medida que nos acercamos a las costas, además, el acelerado crecimiento económico de este país ha hecho que el paisaje cambie significativamente en ciudades como DOHA; donde antes se veían gigantescas dunas de arena, ahora se ven gigantescos rascacielos. El clima en este estado árabe es típico de desierto: bastante seco y caluroso. Ésto generalmente es considerado como un obstáculo para aquellos expatriados que por alguna razón llegan a tierras qataríes, pero lo cierto es que el cuerpo logra aclimatarse a las altas temperaturas en poco tiempo, además la gran mayoría de los edificios y estructuras cuentan con aire acondicionado. Las temperaturas en Qatar a lo largo del año suelen oscilar entre los 12 y los 35º C, a excepción de los meses de junio, julio y agosto, donde las temperaturas suben considerablemente y oscilan entre los 29 y los 42º C.

El 77% de la población de Qatar practica el Islam y el porcentaje restante se divide entre hindúes, budistas y cristianos. Las mujeres qataríes no están obligadas a llevar velo y se les permite tener licencia de conducir.

Si bien se trata de un país árabe, donde usualmente las limitaciones por razones de religión son bien marcadas, en Qatar existe cierta libertad de religión para aquellos extranjeros que viven ahí; tienen permiso de practicar sus religiones pero no de promover o invitar abiertamente participar en ellas. Aun así, en el 2008, como parte de la evolución cultural de Qatar, el gobierno permitió la apertura de algunas iglesias.

El idioma oficial del Estado de Qatar es el árabe, pero la gran mayoría de la población utiliza el inglés como segunda lengua, además de ser el idioma que se utiliza en los negocios.

Históricamente, la economía del Qatar se había basado en la pesca y recolección de perlas, pero en el año 1940 se descubrieron los primeros yacimientos petroleros y todo cambió. Gracias a tu riqueza petrolera y sus reservas de gas natural (la tercera más grande del mundo), Qatar se ha convertido en el tercer país más rico del mundo: ostenta el PIB per cápita más alto del mundo con 81.602 dólares al año en promedio. El gobierno de Qatar también ha tratado de fomentar la inversión extranjera en áreas distintas a la de los hidrocarburos, para así diversificar su economía. Ésto ha logrado que el turismo en ciudades como Doha (su capital) se convierta también en una importante fuente de ingresos; millones de personas viajan cada año a conocer los increíbles rascacielos y excentricidades de ésta ciudad costera.