Sobre República Checa


La Republica Checa es un país europeo que se sitúa en el Europa Central, con un territorio de 78.866 km², este país de relieves accidentados o llanos, limita con Alemania, Eslovaquia, Polonia. La República Checa está conformada por territorios que en el pasado fueron Moravia y Bohemia y una pequeña parte de Silesia.

Hasta 1989 Republica Checa perteneció a los países comunistas de la URSS, perteneció al imperio Astro-Húngaro y junto con Eslovaquia eran un único país llamado Checoslovaquia.  En 1993 Checoslovaquia se dividió en la Republica Checa y en Eslovaquia.

El idioma oficial de este país es el checo, y es hablado por el 96% de la población, pero el uso del alemán, eslovaco, polaco y el romaní también se pueden oír comúnmente.

El clima en la República Checa es de tipo continental templado, tiene veranos cálidos e inviernos fríos y con nieve. Durante el verano es la temporada de lluvias, y oscila entre los 19ºC. Los meses más fríos son desde diciembre hasta febrero y alcanzan temperaturas de hasta -5ºC.

El turismo es un sector económico que se desarrolla muy bien en el país, por ser un destino con numerosos monumentos históricos, balnearios y naturaleza, además de que su capital Praga, es considerada Patrimonio Cultural de la UNESCO. Otras actividades de la economía checa incluyen a la agricultura, son grandes productores de cereales como el maíz, avena, trigo y cebada, pero es en la industria y los servicios donde mayormente se concentra la población activa.

Las oportunidades de trabajo para los expatriados mayormente vienen de los sectores de atención al cliente, empresas internacionales y en el turismo, sin embargo es importante acotar que el dominio de varios idiomas es fundamental para poder acceder a cualquiera de estos trabajos, por lo general requieren personal que hable alemán, inglés y en especial español. No obstante el manejo del checo a nivel escrito y oral sigue siendo un requisito pese al manejo de otras lenguas solicitadas.

Esta nación europea cuenta con uno de los porcentajes de riesgo de pobreza más bajos de Europa, además de ser considerado un país con un alto índice de nivel de vida, de tener un gobierno basado en la democracia y en el respeto a los derechos humanos, y de contar con tan solo un 2,7% de desempleo, siendo el país con menos tasa de desempleo del mundo, factores que convierten a la Republica Checa un destino interesantes para los expats que consideren a Europa como el continente donde sean emigrar.