Sobre Letonia


Letonia, uno de los Estados bálticos, es un miembro de la UE que adoptó el euro en 2014. Al igual que con todos los miembros de la UE, esto hace que sea relativamente fácil para ciudadanos de otros Estados de la UE mudarse. El país se ha vuelto cada vez más popular entre los turistas; particularmente su capital, Riga. Aparte de la capital, que es una zona urbana densamente urbanizada, el resto del país es una combinación de bosques y campos, lo que lo vuelve un paisaje impresionante.

Letonia disfruta de veranos calurosos (aunque no tan calurosos como sus vecinos europeos más meridionales) y de inviernos relativamente fríos, a menudo con bastante nieve. En el verano, los visitantes y residentes pueden disfrutar de una de las playas ubicadas a lo largo de los casi 500 km de la costa de Letonia, así como aprovechar el entorno boscoso con excursiones o paseoss en bicicleta.

Como otros estados de la región, también se ha recuperado bastante bien después de la crisis financiera de 2008, con muchas exportaciones saliendo del puerto de Riga. Como resultado, hay ciertas oportunidades de trabajo para los expatriados en el turismo y en algunas industrias de exportación. También hay una red de transporte público bien desarrollada en la ciudad, así como trenes para aquellos que buscan explorar el país.

Al igual que con la economía del país, la infraestructura también se ha desarrollado en Letonia, ayudando a hacer de Riga uno de los centros financieros de la región del Báltico. Hay Internet rápido disponible (una de las velocidades más altas del mundo), tres puertos principales y un aeropuerto internacional cerca de Riga.