Close

Sistema de salud en Francia

Recomendar

El sistema de salud francés es la envidia de muchos países de todo el mundo. La alta calidad de los servicios en el sistema público, las innovaciones médicas y la asequibilidad y accesibilidad de la asistencia sanitaria pública convierten a Francia en un ejemplo de igualdad.

Tanto si sois millonarios o percibiendo una prestación de desempleo, podéis estar seguros de que os beneficiaréis de servicios de primera categoría. Sin embargo, el sistema tiene sus defectos, y los déficits del sistema público han sido un importante punto de discusión durante el último ciclo de las elecciones presidenciales.

Financiamiento de la salud

El sistema de Seguridad Social está financiado en parte por contribuciones obligatorias. Además de las contribuciones del gobierno y las contribuciones individuales, también se beneficia de contribuciones del 7,5% realizadas por los empleados y del 13,10% realizadas por los empleadores. El sistema brinda cobertura básica en caso de enfermedad, maternidad, incapacidad, muerte, accidentes y enfermedades profesionales, vejez y para las familias. Se aplica a todos los residentes del país, estén o no trabajando.

Las visitas médicas y los tratamientos son reembolsados por la seguridad social a una tasa del 70%. El 30% restante es responsabilidad del paciente. En el caso de enfermedades graves o de larga duración, se proporciona cobertura del 100%. Desde hace algunos años, muchos beneficiarios se han suscrito también a un seguro de salud privado, para beneficiarse del 30% restante que tienen que pagar.

En la mayoría de los casos, las personas se adhieren a un seguro de salud privado para cubrir los servicios que no son reembolsados por la seguridad social, como el reembolso de gafas. Además, la mayoría de los empleadores ofrecen algún tipo de programa de seguro a su personal.

Condiciones

Todas las personas de más de 16 años que residan legalmente en Francia, deben estar en posesión de una Carte Vitale y un número de Seguro Social. Se les exige que presenten su tarjeta en cualquier visita al médico, al hospital, al dentista, etc. Esto garantizará un reembolso rápido, sin tener que llenar los documentos relacionados. El sistema se ha modernizado en los últimos años, y en la mayoría de los casos no hay necesidad de llenar ningún papeleo, ya que la Carte Vitale consiste en un chip que transfiere sus datos directamente al servidor de los servicios de seguridad social.

Formalidades

Los nacionales de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo que vienen a trabajar a Francia deben suscribirse al sistema francés de seguridad social. Debéis, por lo tanto, que realizar lo siguiente antes de viajar allí:

  • Obtener un formulario E104 de vuestra organización afiliada actual (certificación relativa a la agregación de períodos de seguro, empleo o residencia - enfermedad, maternidad, paternidad).
  • Rellena el formulario y presentarlo a la oficina de seguro médico más cercana (Caisse d'Assurance Maladie Française) de su nuevo lugar de residencia en el país

Los miembros de la familia, conocidos como "titulares de derechos", también tienen derecho a la cobertura, sean o no residentes en el país. Si permanecen residentes en su país de origen, deberán solicitar el documento S1 (certificado para el registro de los miembros de la familia de los trabajadores por cuenta ajena o por cuenta propia) de la oficina de seguro médico más cercana (Caisse d'assurance Maladie Française) de vuestro nuevo lugar de residencia en Francia. A continuación, tenéis que presentar este formulario a la organización de seguros de salud correspondiente, una vez que esteís en el país.

Los ciudadanos no europeos que vienen a trabajar a Francia también tienen que suscribirse al sistema francés de Seguridad Social. Para ser elegibles, deben ser residentes legales del país y contribuir al fondo de la seguridad social. De hecho, los empleadores son responsables del registro de sus empleados extranjeros a la Caisse Primaire d'Assurance Maladie (CPAM), mediante el envío de una declaración de empleo dentro de los 8 días siguientes a la fecha de contratación o inicio de empleo.

Los expatriados también pueden suscribirse a la CPAM por su cuenta, contactando la oficina más cercana a su lugar de residencia. Esto se aplica tanto a los empleados (con excepción de los trabajadores agrícolas) como a los desempleados. En el caso de los trabajadores agrícolas, tienen que ponerse en contacto con la Caisse de la Mutualité Sociale Agricole (MSA). Por último, los trabajadores independientes (artesanos, comerciantes y profesionales liberales) tienen que registrarse en la Caisse du Régime Social des Indépendants (RSI).

En general, estos son los documentos que debéis aportar:

  • Pasaporte o carnet de identidad.
  • Un documento de estado civil con filiación (con los nombres del padre y la madre del solicitante) sellado o legalizado por las autoridades del país emisor.

Tened en cuenta que las formalidades pueden parecer algo complicado, pero una vez que estéis completamente registrados y en posesión de vuestra Carte Vitale, el proceso de reembolso es extremadamente simple. En cualquier caso, la carga administrativa de vuestra solicitud inicial es un pequeño precio a pagar por la alta calidad de los servicios de los que podéis beneficiaros en Francia.

 Links útiles

Servicio-Publico – Seguro de Salud
Ameli – Seguro de Salud
Ameli – Información sobre el registro de nacionales extranjeros
 

Nos esforzamos para que la información proporcionada sea precisa y actualizada. Sin embargo, si observas errores, no dudes en comunicárnoslo dejando un comentario abajo.
Recomendar
expat.com Your favourite team
Miembro desde 01 Junio 2008
Small earth, Mauritius
Escribir un comentario

Ver también

Para entrar en territorio francés los extranjeros generalmente necesitan visado cuando no vienen de países europeos, descubre aquí cuáles son.

Seguros de salud Francia

Consejos útiles para elegir su seguro de salud en Francia

Mudarse en Francia

Consejos para preparar tu mudanza en Francia