Actualizado hace 6 meses

Sevilla es conocido por ser el centro económico, político y cultural de Andalucía. También es la capital de la provincia de Sevilla y la ciudad más importante de Andalucía, así como uno de los principales destinos turísticos y de expatriados de Europa. Cada año, miles de jóvenes profesionales y estudiantes se trasladan allí para beneficiarse de su trabajo y estudiar oportunidades y descubrir su patrimonio histórico y cultural. De ahí el crecimiento de su mercado de alquiler.

De hecho, puedes encontrar alojamiento en Sevilla fácilmente: estudios, apartamentos, casas individuales y villas. Los estudiantes también pueden alquilar una habitación u optar por el piso compartido si prefieren un alojamiento más económico. Antes de mudarte, tómate tu tiempo para familiarizarte con los diferentes barrios y el estilo de vida local de Sevilla.

Los barrios de Sevilla

Ubicados en la región andaluza, los barrios de Sevilla son bastante específicos y tradicionales. Con más de 700,000 habitantes, Sevilla se divide en once distritos, a saber, Bellavista-La Palmera, Casco Antiguo que es el centro histórico de la ciudad, Cerro, Amate, Este, Alcosa, Torreblanca, Los Remedios, Macarena, Nervión, San Pablo, Santa Justa , Triana y los distritos norte y sur. Estos distritos están, a su vez, divididos en varios barrios, los más populares son El Centro, Triana, Nervión, Heliópolis, La Macarena, Los Remedios, Santa Cruz, La Magdalena, etc.

El Centro, que es el centro de la ciudad de Sevilla, alberga no solo una variedad de opciones de alojamiento, sino también el Museo de Bellas Artes, así como plazas y calles comerciales Nueva, San Francisco y Encarnación. Santa Cruz bordea el centro histórico y es uno de los barrios más antiguos de Sevilla, con bellas y encantadoras calles estrechas. Sin embargo, es un barrio bullicioso y turístico, y por lo tanto un barrio caro. Macarena, por su parte, se considera un auténtico barrio con tiendas, bares, restaurantes, pubs, etc.

Triana, aunque un poco lejos del centro de la ciudad, es conocida por ser parte del centro histórico de Sevilla, con su gran patrimonio cultural y arquitectónico. Sus pintorescas casas e iglesias tienen que ver con el ambiente y se ha convertido en un favorito entre los extranjeros. En cuanto a los barrios residenciales, tiene San Vicente, Heliópolis, Nervión, Los Remedios, etc. Nervión también tiene un cine al aire libre, parques, un centro comercial y pequeñas tiendas, así como restaurantes y bares de calidad.

El costo del alquiler en Sevilla

Teniendo en cuenta los diferentes tipos de viviendas disponibles en Sevilla, los precios de alquiler varían según las diferentes áreas, así como el nivel de comodidad. Sin embargo, estos son más bajos en Sevilla que en otras ciudades españolas importantes.

Por lo tanto, necesitará un promedio de 650 euros para alquilar un apartamento de dos dormitorios y entre 650 y 900 euros para un apartamento de tres dormitorios.

Si opta por compartir la habitación, necesitará entre 200 y 400 euros por mes, sin contar las facturas de electricidad y teléfono, y otros cargos, mientras que un estudio costará hasta 550 euros por mes.

Encontrar alojamiento en Sevilla

Si ya está en el lugar, puede registrarse en una agencia inmobiliaria para tener más posibilidades de encontrar alojamiento según sus criterios. También puede consultar ofertas de alojamiento en Internet y en anuncios clasificados en periódicos locales.

Disponible en Sevilla, El Cambalache es una publicación especial dedicada a todo tipo de anuncios. Puede comprarlo tres veces por semana o consultar su sitio web para hacerse una idea de todos los tipos de alojamiento y precios de alquiler. Sin embargo, los contactos de los propietarios solo se publican en el periódico.

 Bueno saber:

Las vacaciones de verano, es decir, de finales de junio a agosto, parecen ser el mejor momento para buscar alojamiento en Sevilla, como en el resto del país. En septiembre, por otro lado, es menos probable que encuentres alojamiento. De hecho, la mayoría de las ofertas de viviendas vacantes se pueden encontrar a mediados de año, antes de las vacaciones.

En todos los casos, lo mejor es buscar un alquiler a corto plazo a su llegada. Una vez que se haya establecido, puede tomarse el tiempo para buscar una vivienda a largo plazo según sus criterios.

 Enlaces útiles:

Tu casa
El Cambalache
Idealista
Piso compartido

Nos esforzamos para que la información proporcionada sea precisa y actualizada. Sin embargo, si observas errores, no dudes en comunicárnoslo dejando un comentario abajo.