Actualizado hace 3 meses

La reubicación será una parte importante en tu proyecto de expatriación a Bélgica. Aquí te damos algunas recomendaciones para ayudarte.

Si decides reubicarte en Bélgica, tómate el tiempo para escoger correctamente a la compañía de mudanzas. Este es un paso muy importante que no debes tomar a la ligera. Organiza una reunión con un consejero de mudanzas para obtener un estimado. Haz una lista de todos los objetos que requieren cuidado especial como vasos, espejos, piezas de arte, etc. Especifícale a la empresa de mudanzas qué actividades realizarás tu mismo (empacar vajillas, desarmar muebles, etc.). Para encontrar una empresa de mudanzas usa el internet, consulta las páginas amarillas o busca una cotización gratuita en Bélgica.

Con respecto a las tarifas estimadas, varios factores influyen en el costo final:

  • Dirección de origen - lugar donde la empresa de mudanza buscará tus pertenencias.

  • Dirección de destino en Bélgica - dónde la empresa llevará tus pertenencias.

  • Volumen y peso de tus cosas.

  • Tipos de transporte (por aire, tren, camión, barco).

  • Naturaleza de los servicios - términos y condiciones - seguro de daños.

  • Precios y planes de pago.

Usualmente, las compañías de mudanza dejan tus pertenencias directamente en la dirección de destino. Sin embargo, algunas compañías de mudanza dejan tus pertenencias en galpones para que las pases buscando luego, algo que implica un gasto extra. Revisa tu contrato de mudanza con cuidado.

Haciendo una lista

Haz un inventario exhaustivo de tus pertenencias para hacer una “declaración de valor”. La declaración de valor es un documento importante que establece el monto de retribución que podrás recibir en caso de pérdida o daño a tus pertenencias.

Completa la declaración de valor tu mismo, indicando el valor general de tus propiedades y el valor particular de ciertos ítems de mayor valor. Lee cuidadosamente los términos y condiciones de tu contrato de mudanza para saber un poco más sobre el manejo y transporte de objetos de valor. Este documento es importante pues sin él, no podría ser establecido un monto estimado de reposición de daños, lo que afectaría tu mudanza y organización.

Seguro de daños

El seguro contra daños será propuesto por la empresa de mudanza. Este seguro automáticamente cubre daños no predecibles asociados a traslado de tus pertenencias hasta el valor indicado en la Declaración de Valor. El costo del seguro dependerá del valor total de tus pertenencias.

Hoja de ruta

Finalmente, debes firmar la hoja de ruta antes de cargar y después de haber recibido tus pertenencias en el lugar de destino. La hoja de ruta es un documento que especifica los términos y condiciones del contrato, el modo de transporte, el volumen de la carga y la dirección -de la empresa y del cliente-. Al firmar la hoja de ruta, aceptas definitivamente todas las condiciones y das permiso a la compañía para comenzar con la mudanza.

Con respecto a los planes de pago, normalmente se cancela un depósito antes de realizar la carga en la dirección de origen y el resto debe ser cancelado al recibir en la dirección de destino.

 Importante:

En general, las compañías de envíos manejan ciertos formularios de indemnización predeterminados. Para mayor seguridad, opta por una empresa afiliada a la FIDI (Federación Internacional de Agentes de Mudanzas).

 Bueno saber:

Contacta a la Embajada Belga o consulado para mayor información sobre reubicación en el país, costumbres y artículos prohibidos.

 Enlaces útiles:

FEDEMAC - Federación de Agentes de Mudanza Europeos
FIDI - Federación Internacional de Agentes de Mudanza

Nos esforzamos para que la información proporcionada sea precisa y actualizada. Sin embargo, si observas errores, no dudes en comunicárnoslo dejando un comentario abajo.