Actualizado hace 8 meses

Chile, uno de los países más desarrollados de América Latina, también es uno de los mejores lugares del continente para emprender. La Corporación de Fomento de La Producción (Corfo) es una de las iniciativas gubernamentales más innovadoras del mundo para apoyar al empresariado. Si estas llegando al país y te inclinas hacia la creación de tu propio negocio, entérate aquí cómo crearlo.

Lo primero es establecer la organización legal de tu negocio. En este sentido, debes definir el tipo de empresa, la cual puede constituirse como personal natural o jurídica.

Persona natural

En este caso, es la propia persona quien asume todos los derechos y obligaciones (incluyendo deudas) de la empresa. El único requisito es contar con número de identificación nacional o RUT.

Existen además, dos tipos de empresa para personas naturales:

  1.  Empresa Unipersonal o Individual: Formada por una sola persona quien es responsable ilimitadamente sobre Los compromisos adquiridos y por lo tanto todos sus bienes personales también cuentan como bienes de la empresa. El único requisito es contar con número de identificación nacional o RUT.

  2. Microempresa familiar (MEF). Puede pertenecer a una o más personas naturales. Es ideal cuando se cuenta con pocos recursos para iniciar puesto que se pueden realizar desde el mismo lugar de residencia.

Los requisitos son: Ser legítimo ocupante de la vivienda, los bienes o servicios producidos no pueden exceder el monto de 1000 UF, no pueden trabajar más de 5 personas que no pertenezcan a la familia, puede realizarse cualquier actividad siempre y cuando no sea considerada peligrosa, contaminante o molesta y declaración jurada simple que señale que cuenta con los requisitos anteriores para obtener una patente municipal.

Persona Juridica

Bajo esta modalidad, la empresa, y no el dueño, asumen los derechos y obligaciones. Puede estar conformada por una o más personas, quienes no ponen en riesgo su patrimonio, debido a que sólo deben responder por el monto aportado. Existen dos modalidades para constituirlas: constitución por vía electrónica de una sociedad y método tradicional.

Teniendo claro cuál será el tipo de empresa, te presentamos, a modo esquemático, los seis pasos siguientes a seguir:

  • Constitución de Sociedad: Allí se establecerán los aspectos que regirán el negocio.
  • Inscripción en Registro de Comercio: Esto es posible a través de la Secretaría de Comercio. La inscripción de la sociedad se realiza directamente en el Registro de Inmuebles, subsidiario de la Corte de Apelación de la región correspondiente, y puede hacerse tanto por compañeros o por representantes legales.
  • Publicación en el Diario Oficial: La publicación debe salir en un periodo de 60 días, contados a partir de la inscripción del negocio en el Registro Comercial. Después de la publicación, recomendamos tener dos o tres copias del Diario Oficial, para servir de endoso y para ejecutar las etapas subsecuentes.
  • Iniciación de Actividades y obtención del RUT (Rol Único Tributario): Tanto las personas físicas como jurídicas que se encuentran establecidas en Chile, que están sujetas a impuestos, deben solicitar el Registro Único Tributario (RUT) y, simultáneamente, dar el aviso de inicio de las actividades en el Servicio de Impuestos Internos, el SII.
  • Documentos Tributarios: Una vez establecida la empresa, comienza también su responsabilidad fiscal. Dependiendo del tipo de negocio, su funcionamiento debe operar con varios documentos, entre los cuales están recibos de tasas, factura, comprobantes de ingresos y de contabilidad, entre otros.
  • Solicitud de Permisos: El último paso para el inicio de las actividades es la obtención de determinadas licencias. Esto dependerá del tipo de negocio en el cual te estás moviendo. Antes de alquilar un espacio o comprar un terreno verifica el plano del municipio para evitar multas. El cumplimiento de normas estructurales también es muy importante para obtener la licencia de funcionamiento y poner el negocio en práctica.

Los trámites suelen tomar entre 70 y 130 días hábiles promedio. Además, para aquellas personas que se incorporan al mercado nacional, es indispensable conseguir visa de trabajo y/o de residencia dependiendo del tipo de sociedad constituida. Para “todos los emprendedores” es fundamental establecer el financiamiento, tanto el monto como la fuente. Lo importante es informarse antes de emprender.

 Links de interés

Chile Pymes
Crear una empresa en Chile

Nos esforzamos para que la información proporcionada sea precisa y actualizada. Sin embargo, si observas errores, no dudes en comunicárnoslo dejando un comentario abajo.