Sobre Aruba


Ubicada en el Mar Caribe, Aruba es una pequeña isla que está bajo la soberanía del Reino de los Países Bajos. La isla principalmente plana es famosa por sus playas de arena blanca y por la calidez durante todo el año en unos agradables 27°C. Las cálidas temperaturas se mantienen frescas gracias a un viento casi constante desde el Océano Atlántico y la isla seca poblada de cactus rara vez ve un día de lluvia.

Aruba abraza su cultura holandesa y celebra sus fiestas nacionales durante todo el año. Los antecedentes culturales e históricos de la isla se pueden descubrir aún más visitando uno de sus varios museos. Para aquellos que aman el aire libre, hay mucho que hacer aquí: visitar el parque nacional, alquilar una motocicleta o un todoterreno, o ir en kayak por las cálidas aguas. Los amantes de los animales disfrutarán visitando las granjas de mariposas y avestruces de la isla.

Oranjestad es la capital y, además de ser el hogar de algunas de las mejores playas de la isla, esta ciudad portuaria ofrece todas las atracciones habituales de la ciudad, como restaurantes, teatro, vida nocturna y cafés. Cruceros atracan en la ciudad, descargando turistas en excursiones de un día. Aruba fue una vez dependiente de la producción de aloe para su economía y se pueden visitar el museo y la fábrica en Oranjestad.

Aruba tiene una baja tasa de empleo y un alto nivel de vida. El turismo es la principal industria de Aruba y ha experimentado aumentos masivos en la última década. El aumento del turismo provocó un aumento de la construcción, particularmente en la construcción de hoteles y atracciones turísticas. El almacenamiento de petróleo es la otra industria más grande y la banca es un sector cada vez más activo para el país.