Close

Silvina en Estados Unidos: Lo mejor de vivir acá es sin dudas el nivel de desarrollo, confort y por sobre todas las cosas la seguridad

Entrevista
Publicado hace 6 meses

Silvina se mudó a Estados Unidos por el empleo de su esposo, ahora disfruta su vida como expatriada haciendo tareas como voluntaria para una institución médica.

SilvinaD

SilvinaD

Soy argentina y vivo en los Estados Unidos desde fines del 2015, a raíz del traslado laboral de mi esposo. Tengo una hija de tres años, y estamos viviendo el proceso de adaptación a este hermoso país. Actualmente estoy ...

Empecemos por una pequeña presentación. ¿De dónde eres? ¿Cuánto hace que vives en el extranjero? ¿Cómo te ganas la vida?

Soy argentina, nacida y criada en Buenos Aires y desde hace dos años vivo en Los Estados Unidos, en el sur de la Florida. Trabajé toda mi vida en Recursos Humanos, pasando por diferentes puestos y empresas, y espero hacer lo mismo acá. Actualmente estoy estudiando para achicar la brecha de conocimiento, y también para adquirir mas fluidez en el inglés.

¿Por qué decidiste cambiar de país?

El viaje surgió a raíz de una oportunidad laboral que se le presentó a mi esposo. Un movimiento dentro de la misma compañía, trabajando desde los Estados Unidos, así que después de darle vueltas y vueltas a la idea, decidimos que sería una buena experiencia y partimos. En ese momento fue una revolución porque dejamos muchas cosas atrás, incluida nuestra adorada mascota que quedó al cuidado de sus “abuelos”, era muy viejita para viajar así que tomamos esa decisión, y viajábamos con nuestra hija teniendo menos de dos años, cosa que también es un desafío.

¿Qué trámites y formalidades has tenido que hacer para instalarte en Estados Unidos?

En nuestro caso, solicitar la visa de trabajo y los documentos asociados, todo salió excelente porque fuimos asesorados y asistidos por los abogados de la compañía. ¡El tema migratorio es muy complejo! Uno puede llegar a sentirse desorientado.

¿Cómo fue tu instalación?

La instalación fue paulatina, primero fuimos a un hotel por dos semanas mientras buscábamos un lugar definitivo para quedarnos. Así que el hotel era nuestra “base de operaciones” para todos los trámites y gestiones que teníamos que hacer. Luego conseguimos el departamento que fue nuestro hogar por todo el primer año, era un lugar hermoso así que nos hizo muy fácil el aterrizaje al país. De todas maneras, el primer tiempo se sentía como estar de vacaciones, al ser una ciudad turística, con clima tropical y playa, uno se confunde gratamente por momentos.

¿Has tenido dificultades para adaptarte: la gastronomía, las costumbres, el clima?

No podría llamarlas dificultades realmente. Sí extrañaba la comida, y la sigo extrañando, pero realmente en nuestra casa se cocina como se cocinó siempre, y hasta conseguimos los productos argentinos originales. Si obviamente es un cambio grande a nivel de las relaciones sociales, dejé de tener a mis afectos cerca y eso se siente y bastante. El clima realmente ayuda porque es muy alegre tener sol, sol y mas sol.

¿Lo que más te sorprendió?

Buenos Aires es una gran ciudad así que no tuve nada demasiado shockeante. Lo que si me sorprendió mucho al principio fueron los autos de alta gama, mas que nada la cantidad de ellos dando vueltas normalmente por la ciudad. Otra cosa es que hay muchísima mas automatización de las cosas de la que yo vivía en Argentina, los peajes se cobran automáticamente, uno se dispensa la propia gasolina, hay un uso de internet para gestiones muy extendido y muchos ejemplos mas.

¿Cómo encontraste alojamiento?

En nuestro caso contamos con la ayuda de una agente inmobiliaria que también es amiga, también usamos muchísimo el portal Zillow, eso nos dio una idea de por donde empezar, los precios, la calidad de las zonas, etc.

¿En lo que respecta a la vida laboral, es difícil para un expatriado conseguir trabajo?

Aún no estoy trabajando formalmente (solo hago trabajo voluntario) así que no lo he vivido en carne propia, pero a mi entender hoy en día a nivel general Estados Unidos esta viviendo un proceso de pleno empleo (con cifras de desocupación por debajo del 5%), por lo que es bastante fácil conseguir trabajo. Los expatriados generalmente tienen una ventaja, que es la de ser bilingües, y acá eso es muy apreciado.

¿Es fácil hacer nuevos amigos? ¿Algún consejo?

Para hacer nuevos amigos, lo mejor es aumentar las ocasiones sociales. Por ejemplo, si uno está trabajando y estudiando, generalmente la fuente de amistadas será el trabajo o la escuela, pero si no, como en mi caso, uno necesita buscar nuevas actividades para conseguir alimentar la “pata social” de la vida, que es tan necesaria. Por mi parte, hice cosas como inscribirme en un grupo de “mamá y yo” que son clases de jardín de infantes guiadas por una maestra, pero con la particularidad de que los padres se quedan con sus hijos, por lo cual se puede socializar bastante, también me sumé a algunos grupos de meetup, que es una excelente herramienta para pasarla bien y conocer gente, con la ventaja de que uno puede elegir de antemano la temática del grupo (ej. Gente que se reúne para correr, o para salir a bailar, grupos de mamas con sus bebes, es infinita la cantidad de grupos que existen) También conocí personas de todo el mundo en mis clases de inglés en la escuela comunitaria.

¿Qué te parece el estilo de vida en Estados Unidos?

Creo que, comparado con el estilo de vida de Buenos Aires, aquí es mas tranquilo. Hablo de donde vivo porque la realidad con Estados Unidos es que es tan diverso que uno no puede describir la totalidad. No es lo mismo la vida en Nueva York o Boston que en San Francisco o Miami. Acá la gente suele estar bastante en su casa, cenar, acostarse temprano y tener rutinas bastante organizadas. Los fines de semana los dedican a socializar.

¿Cómo es tu vida cotidiana?

Hoy mi vida es multifacética. Todas las mañanas después de llevar a mi hija al colegio, estudio algunas horas, organizo la casa y hago compras, gestiones, etc. Dos veces a la semana por la mañana hago tareas como voluntaria para una institución médica, tanto visitando a los pacientes como dando una mano en la oficina. Por la tarde busco a mi hija y me dedico a estar con ella, jugamos, leemos, vemos algo de TV y después seguimos con nuestra rutina de baño, cena y a dormir. Una vez a la semana voy a un grupo de spanglish (intercambio español/ingles) También me gusta escribir y lo hago en un blog que inicié.

¿Qué haces en tu tiempo libre? ¿Cuáles son las actividades más populares allí?

En mi tiempo libre mi familia y yo visitamos a familiares y amigos, vamos a conocer algún restaurant nuevo, salimos a dar vueltas en bicicleta por el barrio o vamos a la playa, también salgo con amigas (del grupo de meetup o mamás de amiguitas de mi hija que han sabido convertirse en buenas amigas)

Venga mójate: lo mejor y lo peor.

Lo mejor de vivir acá es sin dudas el nivel de desarrollo, confort y por sobre todas las cosas la seguridad. ¡Y el hecho de que no haya inflación! Eso es una experiencia totalmente nueva para mí.

Lo peor, extrañar a los afectos y muchas veces sentir que el idioma es una barrera para relacionarse libremente.

¿Qué consejo le darías a aquellos que quieren instalarse allí?

Dedicarse a estudiar inglés como sea, que no pierdan la motivación que con sacrificio se logra mejorar. Y si está dentro de sus posibilidades que se profesionalicen, que eso es muy bien recompensado acá.

Con respecto a lo relacional, que dejen de lado los prejuicios, que se relaciones con tantas personas puedan, que se abran a hacer cosas que en sus países no harían que hay mucha gente interesante dando vueltas por ahi.

También que se asesoren muchísimo, que pregunten, que gogleen, porque al principio cuesta entender el funcionamiento de las cosas en un lugar nuevo. El sistema de salud, la educación, los organismos estatales, todo funciona diferente (al menos que en argentina) por lo que es de mucha ayuda buscar consejo de otras personas que nos pueden evitar cometer errores.

¿Qué es lo que más echas de menos de tu país?

A mi familia y amigos sin dudas. Y a veces a esa sensación de “nadar como pez en el agua” que uno solo tiene cuando conoce a fondo un lugar.

¿Con qué frecuencia te ves o comunicas con tu familia? ¿Qué medios de comunicación utilizas?

Con mi familia y amigas hablamos por wathsapp casi diariamente, a veces también hacemos video llamada de whatsapp, Hangout o Skype. También hablo por teléfono, pero en menor medida.