Close

Carolina en Tanzania: "Mi alma se quedó en las faldas del Kilimanjaro"

Me gusta

Carolina, una profesora que renunció a su vida en Inglaterra para radicarse en el corazón de África. Hoy, vive como una más, en un barrio popular, yendo a por agua a la fuente más cercana y sin ninguna de las comodidades a los que estamos acostumbrados en el norte.

Carolina en Tanzania: "Mi alma se quedó en las faldas del Kilimanjaro"

Preséntate. ¿De dónde eres? ¿Cuánto hace que vives en tu nuevo país? ¿Cómo te ganas la vida?

Me llamo Carolina, tengo 35 años y soy española. Llevo viviendo en Tanzania desde Enero de 2016 aunque tuve que volver a España por unos meses por motivos familiares. Soy profesora (voluntaria) en un colegio de Arusha.

¿Por qué decidiste cambiar de país?

La primera vez que llegue a Tanzania fue hace 3 años. Estuve en el país justo 12 días que fueron los necesarios para subir al Kilimanjaro y bajar. Aunque básicamente me pasé todo este tiempo en la montaña, me enamoré inmediatamente del país y me di cuenta de sus innumerables necesidades . Aun hoy, no puedo explicar exactamente lo que me pasó pero mi destino quedó unido a este país. Tras volver a Inglaterra, que es donde yo vivía y trabajaba desde hacia ya algunos años, me di cuenta de que físicamente había vuelto pero de que mi alma se había quedado en las faldas del Kilimanjaro.
Intenté olvidarme y silenciar la vocecita interior que me llamaba a volver sin descanso pero hay veces que no se puede. Siempre había querido hacer voluntariado, de manera que pensé que tras haber comprobado las necesidades del país y dada mi necesidad también en volver, podría ser una buena opción a considerar. Empecé con un voluntariado de 1 mes de profesora en el colegio en el que actualmente estoy, nunca cambié y no tengo intención de hacerlo, tras este mes vino otro voluntariado de 3 meses y tras este último la decisión de mudarme al país y dejarlo todo atrás no tenía vuelta atrás.Y así llegue al país, el 2 de Enero de 2015, con mi mochila y con opiniones contrarias de familiares y amigos que lo consideraban una una locura.

¿Qué trámites y formalidades has tenido que hacer para instalarte?

Por supuesto que necesitaba un visado para permanecer en el país. Hasta ese momento, en mis anteriores visitas me había servido la visa de turista para tres meses pero al tener la idea de residir permanentemente las cosas tenían que arreglarse de otra manera porque: pagar un visado de turista cada tres meses es muuy caro, y yo no tengo ingresos para poder hacerlo.
Y porque un visado de turista te limita muchas veces en lo que puedes o no puedes hacer. Así que gracias a la ayuda del director del colegio en el que estoy, conseguí obtener un visado como voluntaria por dos años.

¿Cómo fue tu instalación?

Las primeras semanas las pasé compartiendo una minúscula habitación con unos amigos tanzanos que conocí en mis anteriores visitas al país hasta que encontré una habitación en una casa compartida con otras familias muy cerca del colegio.

¿Has tenido dificultades para adaptarte: la gastronomía, las costumbres, el clima...?


Al haber estado en el país dos veces por periodos de tiempo, prudenciales, no tuve muchas dificultades a la hora de adaptarme. Pero claro, ser la única blanca del barrio muchas veces no resulta nada fácil. Y si además, nadie habla una palabra de inglés pues la cosa se pone bastante interesante...no resulta nada fácil.

¿Lo que más te sorprendió?

La forma de ver la vida, la falta de estrés, la aceptación de lo que se es y lo que se tiene. El vivir al día sin pensar en el mañana porque nadie sabe lo que va a pasar. El no tener nada pero no esperar tampoco nada.

¿Cómo has conseguido trabajo?

Trabajo trabajo no lo puedo llamar porque oficialmente soy voluntaria, pero al menos me permite poder comer y pagarme la habitación en la que vivo. Nada más puedo aspirar, nada más tengo.

¿Es fácil hacer nuevos amigos?

Desde que he llegado aquí no he conocido a ningún español. Sea dicho que yo vivo a las afueras de la ciudad, en un suburbio llamado Swahilini. Los Europeos/blancos suelen vivir en otros barrios bastante alejados de aquí y sin ningún tipo de relación con esta parte de la ciudad de manera que hay poca interacción

Venga mójate: lo mejor y lo peor.

Mujer, blanca y sola en un país con mayoría de gente de color en un barrio en el que no hay ningún blanco, y en el que incluso hay gente que nunca había visto nada igual, sin hablar correctamente la lengua y sin poder comunicarme en otra lengua. Blanca, mzungu, aquí equivale a tener mucho dinero, porque la mayoría de turistas que vienen son blancos y vienen y se van dejando un reguero de dinero allá donde van. Consecuencia, me piden tres veces más por la comida que a la gente de aquí y eso que saben que vivo en las mismas condiciones que ellos. Que voy a cargar agua como cada mujer del país al grifo que hay al final de la calle, que me ven ir y venir por el barrio, que enseño a sus hijos que.... en fin, que me conocen bien. Pero poderoso caballero es Don Dinero. Y, como les convences de que tu no tienes ni un duro? La discriminación, es muy dura y detestable, siempre, pero más cuando eres tú el que está al otro lado y la recibe.
Esforzándome todo lo que puedo y más en aprender la lengua correctamente lo más pronto posible y demostrándoles que soy una más. Porque les sorprende mucho que una blanca cocine, vaya a comprar o lave su ropa por sí misma, para ellos eso no lo hacen los blancos, lo hace la gente del servicio. Mil y una cosas. Que te sigan por la calle, allá donde vas, te incomoda al principio pero a todo te acostumbras. Que griten tu nombre o más bien mzungu allá donde vas se convierte en algo cotidiano de lo que no puedes escapar aunque tengo que decir que las cosas han mejorado, supongo que porque ya no me ven como una atracción exótica y me empiezan a aceptar un poco (quiero pensar, vaya).
Los chanchullos con las ayudan que llegan desde fuera de Tanzania son espectaculares, nada llega a los niños o a los que más lo necesitan (o al menos ni las dos terceras partes) todo se queda en el camino, intermediarios se enriquecen a costa de los más necesitados. Esto te hace hervir la sangre pero cuando intentas ponerte de por medio te pasa lo que me pasó a mí, que me amenazaron....

¿Qué es lo que echas más de menos de tu país?

A la familia

¿Cómo es tu vida cotidiana?

Salgo de casa a la siete menos cuarto de la mañana, el colegio empieza sobre las ocho y media pero el colegio en el que yo estoy tiene el campus principal en la zona Maasai así que llevamos a los niños todos los días para allá. La carretera es infernal y tardamos como 45 minutos en llegar en la estación seca, cuando llegan las lluvias el llegar al colegio se convierte en una aventura digna de mención. Me paso todo el día allí y vuelvo a casa sobre las 5.30 de la tarde pero luego doy unas clases de inglés para gente mayor del barrio de manera que vengo a regresar a casa sobre las 9 de la noche. Y luego pues preparar lecciones para el otro día etc... Y esa es mi vida.

¿Cuáles son las actividades más populares allí?

Bueno en mi tiempo libre, los fines de semana básicamente porque durante la semana llego muy tarde a casca, me dedico a lavar la ropa, ir a por agua, ir a comprar....en fin lo cotidiano así como también a dar algún que otro paseo hasta el centro de la ciudad de camino al mercado. El ir a tomar algo por ahí, no me lo puedo permitir pero el ir a visitar a amigos o vecinos y echarte unas risas pues sí que lo intento hacer.
La verdad es que aquí no hay muchas actividades populares salvo ir a la iglesia o a visitar a algún familiar o amigo de vez en cuando. La gente suele estar en casa o sentarte en la calle a conversar con vecinos etc, pero otras actividades la verdad es que no hay muchas. Los más pudientes quizá van a tomarse algo al bar pero vaya, en general, no.

Sobre tu blog ¿qué te ha llevado a empezarlo? y ¿qué representa para ti escribirlo?

Bueno, la verdad es que nunca me había planteado antes lo del blog pero hay momentos que te sientes un poco sola y que necesitas hablar con los tuyos un poco. Además, pensé que se podía tratar también de una manera de intentar conocer a gente que puede estar viviendo aquí también y por qué no, quedar algún día a tomar algo o a charlar un rato.
Por otro lado, el compartir tus experiencias también creo que puede servir a otra gente, que esta pensando en mudarse a estas tierras, a tener una idea de lo que se puede encontrar. Puede ser de ayuda, espero. El hecho de escribirlo por otro lado me ayuda a poner en palabras sentimientos que quizás nunca me atrevería a expresar en voz alta. Sentimientos buenos o malos, experiencias buenas o malas, de todo se aprende en la vida.

¿Qué consejo le darías a aquellos que quieren instalarse allí ?

Que vengan preparados a afrontar lo que venga, que esto es África y muchas veces se nos olvida y esperamos cosas que no son posibles y luego nos frustamos. Que aquí somos la minoría y por tanto el respeto a la cultura y costumbres del país es lo mas importante. El aceptarlas e intentar seguirlas facilita mucho la integración y la aceptación de la gente, lo cual, para mi modo de ver es muy importante.

No es la primera vez que vives en el extranjero, explícanos un poco tu trayectoria.

Yo soy de Valencia pero los estudios y el trabajo me han llevado a vivir en Ciudad Real, Barcelona, Francia, periodos cortos en diferentes países europeos y finalmente Inglaterra donde pasé los últimos cuatro años hasta que decidí mudarme a Tanzania. Como me suele llamar mi madre, ciudadana del mundo. Bueno la vida me ha forzado a este vagabundeo. El viajar y estar pero no estar nunca en el mismo lugar te hace muchas veces sentir desarraigada pero te enseña mucho y te ayuda a crecer como persona.


¿Con qué frecuencia te ves o comunicas con tu familia? ¿Qué medios de comunicación utilizas?


Intento comunicarme con mi familia al menos, dos veces por semana pero depende de las semanas y de la situación. Utilizo principalmente Skype, cuando la conexión me lo permite. Y bueno, algunas veces mis padres me llaman por teléfono, pero en general Skype es mi principal herramienta de comunicación.

Me gusta
Sabateta Nuevo miembro
Miembro desde 21 Diciembre 2015
Arusha, Tanzania
4 Comentarios
Marcio BR
Marcio BR
hace 5 meses

Hola, Carolina, soy brasileño y me quedé muy impresionado con tu coraje y decisión de vivir en Tanzania. Me servís como referente. Desde ya te dejo mis saludos, desde Brasil.

Contestar
akanashiro
akanashiro
hace 9 meses

Excelente entrevista, enriquecedora experiencia. ¡Saludos desde Chile!

Contestar
Africa Pe
Africa Pe
hace 10 meses

Carolina............. ha sido un placer leerte...............me siento muy identificada con tu testimonio. Sigue disfrutando de la educación, de las personas, de la sencillez y el corazón de África. Me voy a África, vuelvo a África. África en África. Un abrazo África

Contestar
Sabateta
Sabateta
hace 9 meses

Muchas gracias por tus palabras de animo, de verdad Que se agradecen mucho cuando la mayoria de las veces lo unico Que recives es rechazo. Gracias

Contestar

Blog del mes

Expat.com
Musarañas y otras cosas

Veterinaria de Galicia que, cansada de lo que venía haciendo hasta entonces, decidió irse al Reino Unido a trabajar.

Ver más

Comparte tu experiencia en el extranjero con otros expatriados

O